Una tortuga gigante de Galápagos de 80 años de edad se convirtió este mes en madre de nueve pequeñas tortuguitas en el Zoológico de Zúrich, Suiza.

La feliz madre, que lleva por nombre Nigrita, llegó al Zoológico de Zúrich con tan solo 10 años de edad, en 1946. Desde entonces ha producido diversas camadas de tortugas gigantes de Galápagos. El padre de las crías, Jumbo, es mucho más joven que Nigrita: tiene tan solo 54 años de edad.

Actualmente existen 11 subespecies de tortugas gigantes de Galápagos. Curiosamente, los padres de las pequeñas tortuguitas son de dos subespecies distintas de tortugas gigantes de Galápagos. La madre es de la subespecie Chelonoidis porteri, mientras que el padre es un ejemplar de Chelonoidis becki.

“Hasta este momento, en nuestro zoológico han nacido más de 90 tortugas de Galápagos. Nuestros bebés de tortuga se quedan con nosotros de dos a cinco años y luego son ubicados en otras instituciones. Ahora mismo están con nosotros los flamantes padres y 18 crías nacidas entre 2008 y 2016”, dijo a Scientific American Robert Zingg, curador del Zoológico de Zúrich.

El Zoológico de Zúrich tiene el programa más grande de reproducción de tortugas gigantes de Galápagos en cautiverio de Europa, dice Zingg.

Estas tortugas gigantes provienen de las Islas Galápagos, en el Pacífico ecuatoriano, uno de los puntos de estudio del naturalista inglés Charles Darwin. Tortugas como Nigrita ponen huevos del tamaño de una pelota de tenis, que son incubados por un período de entre 106 y 121 días, cuando las nuevas tortuguitas finalmente rompen el cascarón para asomarse al mundo.

—Andrea Small Carmona