Los taikonautas Jing Haipeng (derecha) y Chen Dong saludan en la ceremonia previa al lanzamiento ayer, 17 de octubre, de la misión Shenzou 11, en Jiuquan, China.

La misión espacial tripulada china despegó con éxito con los dos astronautas a bordo que trabajarán durante un mes en el laboratorio espacial Tiangong-2. El cohete Larga Marcha 2F despegó desde el centro de lanzamientos de Jiuquan, en el desierto de Gobi, y alcanzará su destino el miércoles 19 de octubre.

Shenzou 11 es la sexta misión tripulada al espacio de China y la más larga de su historia, con 33 días de duración. El gigante asiático está preparando la puesta en marcha de una estación espacial propia para 2022. Su objetivo es ponerse a la altura de las grandes potencias espaciales como Rusia y EE UU.