Algunos cuerpos celestes sin aire del sistema solar, como las lunas heladas de Júpiter y Saturno, se rodean de tenues nubes cuando las partículas de polvo interplanetario golpean su superficie.

Ahora, investigadores de la Universidad de Colorado Boulder (EE. UU. han analizado las observaciones de la nave LADEE (cuya trayectoria se muestra en la imagen) y han detectado la presencia de una nube asimétrica alrededor de la Luna.

Antes de este descubrimiento, que se publica esta semana en Nature, las observaciones realizadas por Apolo 15 y otras 17 misiones espaciales habían detectado un horizonte brillante que cubría nuestro satélite y se pensó que podría tratarse de este fenómeno nuboso. Sin embargo, investigaciones posteriores rechazaron estas suposiciones, y los nuevos datos confirman que la nube recién descrita es menos densa y está más cerca de la superficie lunar que la que observó el Apolo.

Las últimas mediciones de LADEE demuestran que el origen de esta capa nubosa se debe al bombardeo de la superficie lunar por partículas de polvo procedentes de cometas. Además, los autores afirman que su densidad es mayor durante las ‘lluvias’ anuales de las Gemínidas.

 

-SINC