Los paleontólogos chinos están emocionados con la rara belleza de un nuevo dinosaurio. Fósiles de un Hualianceratops wucaiwanensis, un dinosaurio que vivió hace 160 millones de años en las praderas del noroeste de China, muestran que los huesos de su cabeza tenían diferentes texturas generadas por numerosos hundimientos y ranuras. Los investigadores lo han apodado como el dinosaurio “adornado” por la peculiaridad de sus huesos, que hacen que su cabeza luzca más como trozos de piedra talladas con intrincadas líneas.

Los huesos que conforman la cabeza del Hualianceratops wucaiwanensis no son lisos, sino que tienen diversas texturas y marcas. Crédito: Han et al.​

Basándose en los huesos hallados, los investigadores han realizado una reconstrucción por computadora de cómo se veía la cabeza del animal y han estimado que el cráneo medía aproximadamente 25 centímetros de largo. “Casi todos los fragmentos de hueso presentan elaborados patrones y muy pocos son lisos. Es algo que hemos visto en otras especies de dinosaurios, pero es bastante inusual”, explicó a Scientific American Fenglu Han, líder de la investigación publicada en PLoS ONE.

Hualianceratops pertenece al grupo de los ceratópsidos (Ceratopsidae), dinosaurios que son fácilmente reconocibles por exhibir cuernos en sus cabezas. De ellos, uno de los más famosos es el Triceratops.

Pero no siempre los ceratópsidos fueron grandes cuadrúpedos con cuernos, y su proceso evolutivo ha sido ampliamente debatido. Por eso, Han y sus colegas esperan que la información aportada por el Hualianceratops ayude a aclarar el misterio de su propio origen y el de otros dinosaurios.

“Algunos rasgos de Hualianceratops, como sus huesos malares (ubicados debajo de las mejillas), la forma de la mandíbula y sus huesos cuadrados (una pieza que en muchos anfibios modernos conecta al cráneo con la mandíbula), tienen semejanzas con los de los psitacosaurios, de cuyo origen también tenemos información limitada. Creo que podemos aprender mucho de estos fósiles”, dijo Han.

 

—Andrea Small Carmona