El cohete Heavy Delta IV fabricado por United Launch Alliance, con la cápsula espacial Orión de la NASA montada encima, despegó hoy desde Cabo Cañaveral, Florida, a las 7:05 a. m.  (EST), abriendo con ello una nueva etapa en la exploración espacial.

Este es el primer vuelo de prueba de Orión, que consiste en orbitar la Tierra dos veces, alcanzando una altitud de alrededor de 5.800 kilómetros sobre la superficie terrestre, antes de aterrizar en el Océano Pacífico.

Orión se parece en forma y diseño a las cápsulas Apollo, pero con sus 3,3 metros de altura y 5 metros de ancho, es una versión un poco más grande que su antecesora. Se espera que llegue a albergar de dos a seis tripulantes en misiones de hasta 21 días; también podrá unirse a otros hábitats espaciales en viajes de más larga duración.

El vuelo de prueba de Orión no es tripulado, pero la nave está diseñada para permitir realizar viajes a destinos nunca antes visitados por los seres humanos, incluyendo un asteroide y Marte.
 

-Debbie Ponchner