Esta imagen muestra un fósil del mosquito Culex malariager infectado con el parásito Plasmodium dominicana, un agente causante de la malaria. El fósil fue hallado en la República Dominicana y se calcula que tiene entre 15 y 20 millones de años de antigüedad. Los científicos creen que su hallazgo podría arrojar luces sobre el origen de la malaria, una enfermedad que aún hoy mata a más de 400.000 personas por año, de acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud.

“Los científicos han discutido por mucho tiempo sobre cómo evolucionó la malaria y qué tan antigua es en realidad esta enfermedad”, dice a Scientific American George Polinar, investigador de la Facultad de Ciencias de la Universidad Estatal de Oregon y autor de trabajo publicado en American Entomologist.

Hasta ahora, los científicos pensaban que la malaria era una enfermedad que había surgido entre hace 15.000 y 8 millones de años atrás. Pero la investigación de Polinar sugiere que la enfermedad ya existía en la Tierra hace al menos 100 millones de años, y que su primer vector fue un mosquito mucho más pequeño, como el jején. Polinar también señala que los primeros huéspedes vertebrados de la enfermedad fueron muy probablemente los reptiles, incluyendo a los mismos dinosaurios que para entonces rondaban la Tierra.

“Entender la historia evolutiva de la malaria nos ayudaría a generar mejores métodos para interrumpir su transmisión a través del vector moderno más común, el mosquito Anopheles”, dijo Polinar.

Las características de C. malariager —ya extinto— son bastante inusuales para su género. La trompa es mucho más corta que sus antenas, por ejemplo, algo poco común en el género Culex.

A pesar de estar bajo constante vigilancia epidemiológica, la malaria aún mata a más de 400.000 personas por año, de acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud.

—Andrea Small Carmona