Para los grupos humanitarios puede ser un reto cuantificar con exactitud las muertes y los daños en los países asolados por la guerra.

Usando imágenes de satélite de Siria, Xi Li, profesor visitante en la Universidad de Maryland, en College Park, encontró que el país es ahora un 83 por ciento más oscuro en la noche de lo que era al comienzo de la guerra civil, hace cuatro años. El análisis actualiza un estudio publicado en International Journal of Remote Sensing  en septiembre de 2014, que encontró la pérdida de luz era alrededor del 74 por ciento desde marzo de 2011 hasta febrero de 2014. Los mapas aquí muestran los niveles de oscuridad en marzo de 2011 (a) y febrero de 2014 (b) .

Li dice que las regiones más afectadas son las zonas controladas por el Estado Islámico (también conocido como ISIS o ISIL) en Alepo, Idlib y Raqqa, donde la pérdida de la luz fue del 96 por ciento o superior. Damasco, controlado por el Gobierno está relativamente mejor, dice, pero de igual forma perdió la iluminación en un 35 por ciento. El aumento de la oscuridad, causado por el consumo reducido de combustible, es una señal de que la gente ha huido de una región, murió allí o, al menos, perdió el acceso a la electricidad y al combustible debido a que la infraestructura ha sido destruida o hay cortes de energía. Las imágenes, por tanto, pueden ayudar a identificar los lugares donde el conflicto es peor, porque la oscuridad podría significar que la zona no está bajo el control de un solo grupo. Dichas zonas apátridas también podrían ser exactamente las que conllevan el mayor riesgo para los trabajadores humanitarios.

Desde que la guerra civil en Siria estalló en 2011 más de 220.000 personas han muerto, 7,6 millones han sido desplazadas dentro de Siria y otros cuatro millones han huido del país, según las Naciones Unidas.

"En comparación con los informes fragmentados de los medios de comunicación, las imágenes de satélite, especialmente la luz de la noche, pueden proporcionar una imagen completa de la guerra", dice Li. "Vemos que este esfuerzo científico es exitoso en Siria. La comunidad internacional ha prestado más atención sobre Siria gracias a las imágenes que hemos liberado".

-Rebecca Harrington