Este es uno de los dos cachorros de panda gigante nacidos el sábado pasado en el Zoológico Nacional Smithsonian, en Washington D.C. Los osos gemelos nacieron con casi cinco horas de diferencia y pesaron entre 86 y 138 gramos.

Tan solo tres días antes, el equipo de veterinarios había confirmado con un ultrasonido el embarazo de Mei Xiang, una panda gigante de 17 años de edad. Los científicos estimaban que la osa diera a luz, a más tardar, la primera semana de octubre. Durante el examen, los expertos solo lograron identificar un feto.

Sin embargo, los cuidadores de Mei Xiang se llevaron una sorpresa cuando el animal rompió fuentes el sábado a las 4:32 p. m. y dio a luz al primer osezno a las 5:35 p. m. A las 10:07 p. m. se confirmó el nacimiento del segundo cachorro.

“Siempre que se confirma un embarazo de panda gigante, consideramos que existe 50% de probabilidades de que sea de gemelos”, dijo a Scientific American en español Devin Murphy, vocera del zoológico. Sin embargo, y según datos oficiales de la institución, esta es la tercera vez que un panda gigante da a luz a cachorros gemelos en Estados Unidos.

El equipo de veterinarios del zoológico tiene un protocolo especial para casos como este: uno de los cachorros pasa algunas horas con la madre, mientras que el segundo es cuidado por un equipo de especialistas. Al cabo de unas horas, se intercambian posiciones.

El nacimiento de los osos es el resultado de una inseminación artificial practicada a Mei Xiang el 26 y 27 de abril de este año. En el proceso, los científicos utilizaron dos muestras de semen. Una es de Tian Tian, compañero de Mei Xiang en el zoológico. La segunda muestra provino de Hui Hui, un panda gigante que vive en el Centro de Conservación e Investigación para Pandas Gigantes de China. Análisis posteriores de ADN determinarán quién es el padre de los cachorros.

Mei Xiang ya es madre de otros dos osos: Tai Shan, nacido el 9 de julio de 2005 y Bao Bao, nacido el 23 de agosto de 2013. El primero vive en un santuario para osos panda en China, y la segunda también irá a vivir a ese país asiático luego de cumplir cuatro años, con la esperanza de que pueda formar parte del programa de reproducción de pandas gigantes.

Los embarazos de panda son muy difíciles de diagnosticar debido a que las hembras pueden desarrollar embarazos psicólogos. Por esta razón, muchas veces los veterinarios y cuidadores solo pueden especular sobre una posible fecha de parto. 

-Andrea Small Carmona