Uno de los momentos triunfales en el libro y en la reciente película The Martian se produce cuando Mark Watney, el personaje principal, consigue cultivar patatas en Marte.

Ahora en la Estación Espacial Internacional no han obtenido aún este cultivo, sino otro mucho más efímero: zinnias. “Sí, ¡hay otras formas de vida en el espacio!”, escribió en Twitter el comandante Scott Kelly tras el nacimiento de estas flores.

Sin embargo, a pesar de la belleza de las zinnias, no son flores de récord. El libro de los récords Guinness registra que la primera flor cultivada en el espacio fue una Arabidpsis que creció en 1982 a borde la Salyut-7.

Aún así, el florecimiento de la zinnia ha emocionado al mundo. El experimento de jardinería espacial forma parte del programa VEGGIE de la NASA, que pretende enseñar a los científicos cómo cultivar productos frescos en órbita para el futuro viaje tripulado a Marte, que la agencia espacial estadounidense tiene previsto lanzar antes del año 2030.  

 

—SINC