Mide tan solo 0,325 milímetros y puede observarse, con una muy buena lupa y un poco de suerte, en Colombia y Nicaragua. Y es que con su minúsculo tamaño, el escarabajo Scydosella musawasensis se acaba de coronar como el insecto no parasitario más pequeño nunca antes descrito en el mundo.

¿Todavía no se lo puede imaginar? Aquí hay un ejemplo para poner en contexto sus microscópicas dimensiones: una hormiga común mide entre seis y ocho milímetros. Scydosella musawasensis mide la tercera parte de un milímetro. Es decir, una hormiga equivale a entre 18 y 24 de estos pequeños escarabajos.

A pesar de su pequeño tamaño, el insecto no es un parásito de otros organismos más grandes, sino que se encarga de sí mismo. “Vive en los hongos basidiomycota y se alimenta de las esporas”, dijo a Scientific American, Alexey Polilov, entomólogo y autor del estudio sobre el diminuto escarabajo.

El insecto había sido inicialmente hallado en Nicaragua y se había intentado medir por última vez en 1999. Pero a principios de este año, Polilov examinó nuevos especímenes que habían sido ubicados en el Parque Nacional de Chicaque, en Colombia. “Los antiguos especímenes no pudieron ser medidos con el detalle necesario porque estaban preparados para revisiones microscópicas de otro tipo”, señaló Polilov.

Para la evaluación de los escarabajos, el entomólogo utilizó micrografías digitales y programas de computadora especializados. Los resultados de sus observaciones fueron publicados por ZooKeys.

 

—Andrea Small Carmona