El avión de esta foto no pertenece a un súper héroe ni es parte de una película de ciencia-ficción. La curiosa imagen es de un avión T-38C mientras cruza la barrera del sonido, teniendo como escenario de fondo al Sol. Las líneas rojas representan las ondas de choque que se generan en el aire por la velocidad a la que viaja la aeronave.

De hecho, la información que aporta esta imagen podría ayudar a hacer realidad nuevos vuelos supersónicos más silenciosos. Con un mejor entendimiento de los complejos patrones de las ondas de choque, los ingenieros podrán diseñar aeronaves capaces de navegar a través de ellas sin generar los intensísimos ruidos que se producen al romper la barrera del sonido.

Científicos del Armstrong Flight Research Center y el Ames Research Center de la NASA, ambos en California, tomaron esta imagen usando una adaptación de la técnica Schlieren, inventada en 1864 por el físico alemán August Toepler, y que hace posible fotografiar las variaciones en la densidad de gases y fluidos.

En esta versión, bautizada como Schlieren con Fondo Orientado usando Objetos Celestiales (o BOSCO, por sus siglas en inglés), se utilizan objetos celestes de gran brillo como fondo, como la Luna o el Sol, y se toma la fotografía con la cámara instalada en algún punto de la superficie terrestre. Luego se procesa la información de la imagen utilizando ecuaciones matemáticas que acentúan las distorsiones creadas por las ondas de choque, de modo que sean visibles por el ojo humano.

Recientemente, la NASA intentó con éxito otro tipo de fotografía Schlieren, en la que en lugar de usar objetos celestes como fondo y fuente de luz, utilizaron las vastas llanuras del desierto de Mojave.

Hasta ahora, las observaciones fotográficas de ondas de choque generadas por aviones ultrasónicos se habían hecho con modelos a escala en túneles de viento. Aunque habían ofrecido buenos resultados, el tamaño de los experimentos no ofrecía imágenes de resolución suficiente como para estudiar el movimiento de las ondas más pequeñas ocurridas cerca de la estructura del avión, justamente el tipo de información que están persiguiendo los científicos.

-Andrea Small Carmona y NASA