Tras cuatro años de trabajo intenso descubriendo los secretos del planeta Mercurio, hoy es el último día de vida de la nave espacial MESSENGER de la NASA.  

Esta impresionante imagen de Mercurio es un buen regalo de despedida.  Se trata de un conjunto de mediciones obtenidas por el MASCs (Mercury Atmosphere and Surface Composition Spectrometer), un instrumento a bordo de la nave para aprender más acerca de los minerales y los procesos que ocurren en la superficie de Mercurio. Los datos se han recogido con diligencia desde que la nave entró en la órbita de Mercurio el 17 de marzo de 2011.  
 
La nave espacial MESSENGER es la primera en orbitar el planeta Mercurio, los siete instrumentos científicos abordo de la nave recogieron pistas para desentrañar la historia y evolución del planeta más interior del Sistema Solar.
 
Durante la misión de más de cuatro años, MESSENGER obtuvo más de 250,000 imágenes y muchos otros datos. Hoy, la misión orbital llegará a su fin. Tras quedarse sin combustible, la nave se estrellará contra la superficie del planeta, creando un nuevo cráter, de unos 16 metros de diámetro, en la zona destacada en esta imagen:   
 

Crédito de la imagen: NASA / Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory / Carnegie Institution de Washington


-Debbie Ponchner/NASA