Viserion y Drogon, dos de los dragones de la serie estadounidense de fantasía medieval Juego de tronos (Game of Thrones), cobran ahora vida en el mundo actual en forma de hormigas. Las grandes y distintivas espinas de dos nuevas especies, encontradas en la selva tropical de Papúa Nueva Guinea y en las islas Fiyi, han recordado a los investigadores a los dragones de esta serie, que han servido de inspiración a la hora de ponerles nombre.

Pheidole viserion y Pheidole drogon son las dos nuevas hormigas que se incluyen al género Pheidole, que contiene más de 1.000 especies repartidas por todo el mundo. Por lo general, las hormigas obreras o ‘soldados’ de este género presentan una mandíbula y una cabeza mucho más grande con respecto a su cuerpo.

El proceso de identificación, documentación y nombramiento de nuevas especies, la taxonomía, es una de las tareas más antiguas y básicas de la biología. Tradicionalmente, las nuevas especies son descritas con fotografías, dibujos y descripciones verbales. 

Sin embargo, en este estudio, publicado en la revista PLoS ONE, los autores han utilizado una nueva tecnología de imágenes 3D llamada microtomografía con rayos X –similar a la tomografía computarizada utilizada en los hospitales– que permite obtener una resolución mucho mayor de objetos tan pequeños como una hormiga.

"Este es uno de los primeros estudios en taxonomía que utiliza microtomografía", declara Evan Economo, del Instituto de Ciencia y Tecnología de Okinawa (OIST, por sus siglas en inglés). "Si bien este método está ganando popularidad en diferentes campos de la ciencia, su utilidad en taxonomía era desconocida”, añade.

Gracias a la observación que esta técnica permite del interior de las hormigas, los investigadores descubrieron que las distintivas espinas no solo cumplen el objetivo de defenderlas de los depredadores, sino que su interior se encuentran rellenas de fibras musculares. Aunque se necesita más investigación, sugieren que los músculos podrían ayudarlas a sostener sus enormes cabezas.