Esta semana, la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) ha publicado una investigación sobre la evolución y la biología molecular de Rhodnius prolixus, un insecto triatomino que es el segundo vector más importante en la transmisión de la enfermedad de Chagas. El padecimiento afecta aproximadamente a siete millones de personas en todo el mundo y es una de las principales causas de morbididad y mortalidad en el continente americano.

R. prolixus, también conocido como chipo o pito, se alimenta de noche de sangre humana y otros animales. Los resultados del artículo amplían el conocimiento sobre la transmisión de un parásito que constituye una amenaza para la salud y podrían derivar en el desarrollo de métodos innovadores para el control de estas plagas.

Los expertos han secuenciado, alineado y unido 95% de las secuencias el genoma de R. prolixus para realizar un análisis exhaustivo.

En el trabajo, los autores explican la expansión de nuevas familias de genes que están relacionadas con la quimiorecepción, la alimentación y la digestión del insecto. El trabajo describe por primera vez la secuencia del genoma de un insecto vector de enfermedades parasitarias de un orden distinto al de los dípteros, al que pertenecen otros insectos como las moscas y los mosquitos.

El estudio también revela otros aspectos únicos de R. prolixus, como una peculiar red inmunitaria y otros aspectos de la relación entre el insecto huésped y el parásito que causa la enfermedad de Chagas. Esta información sobre la relación insecto-parásito, y en concreto en cómo el insecto retiene o elimina los parásitos, podría facilitar nuevas aproximaciones para el control o la eliminación de la enfermedad.

En el estudio participaron investigadores del Centro de Regulación Genómica, en Barcelona, España, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos y la Universidad Federal de Río de Janeiro, entre otras instituciones.