A menudo se dice que en nuestro organismo las bacterias y otros microbios superan en número a las células en una proporción de diez a uno. Pero este es un mito que debe ser olvidado, aseguran investigadores de Israel y Canadá. La relación entre los microbios residentes y las células humanas probablemente sea de uno a uno, calculan.

Un 'hombre promedio' (con un peso de 70 kilos, 20 a 30 años y 1,7 metros de altura) tiene aproximadamente unos 30 billones de células humanas y 39 billones de bacterias, dicen Ron Milo y Ron Sender del Instituto Weizmann para la Ciencia, en Rehovot, Israel; y Shai Fuchs del Hospital para Niños Enfermos de Toronto, en Canadá.

Esos números son aproximados —otra persona podría tener la mitad o el doble de bacterias, por ejemplo—, pero están lejos de la proporción de 10: 1 que se asume comúnmente.

“Los números son tan similares que cada vez que se defeca se puede dar vuelta la relación para favorecer la cantidad de células humanas frente a la de bacterias”, concluyen delicadamente en un texto publicado en el servidor de preimpresión bioRxiv.

El mito de 10: 1 persiste desde que en 1972 el microbiólogo Thomas Luckey realizó una estimación que fue “elegantemente desarrollada, pero que probablemente nunca pretendió ser citada con tal amplitud décadas después”, dicen los autores del artículo. En 2014, el biólogo molecular Judah Rosner, de los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU., en Bethesda, expresó sus dudas sobre la reivindicación de 10:1, señalando que había muy pocas estimaciones buenas para la cantidad de células humanas y microbios en el cuerpo.

Milo, Sender y Fuchs decidieron volver a estimar la cantidad mediante la revisión de una amplia gama de datos experimentales recientes en la literatura, incluyendo el análisis de ADN para calcular el número de células e imágenes de resonancia magnética para estimar el volumen del órgano. La gran mayoría de las células humanas son glóbulos rojos, según detallaron.

Factor fecal

Una sobreestimación particular del trabajo de Luckey se refiere a la proporción de bacterias en nuestros intestinos, dicen Milo y sus colegas. Luckey estimó que los intestinos contienen alrededor de 1014 bacterias, pues asumió que había 1011 bacterias en un gramo de heces, y amplió eso al tubo digestivo, cuyo volumen es de un litro y se extiende desde la boca hasta el ano.

Pero según señalaron Milo y sus colegas, la mayoría de las bacterias vive solo en el colon (que tiene un volumen de 0,4 litros), y las mediciones sugieren que hay menos bacterias en muestras de heces de lo que Luckey pensaba.

Reuniendo todos estos datos, los investigadores calcularon que la proporción de microbios respecto a las células humanas para un hombre promedio es de 1,3:1, pero con una gran incertidumbre. Milo se negó a comentar sobre el artículo, porque está en revisión en una revista científica.

“Es bueno que ahora todos tengamos una mejor estimación para citar”, dice Peer Bork, bioinformático del Laboratorio Europeo de Biología Molecular en Heidelberg, Alemania, que trabaja en microbiomas humanos y otros microbiomas complejos. “Pero no creo que en realidad tenga ningún significado biológico”.

 

Este artículo es reproducido con permiso y fue publicado por primera vez el 8 de enero de 2016.