La noticia más importante en física desde hace bastante tiempo, el descubrimiento de las ondas gravitacionales, ondulando a través del espacio-tiempo, tiene a los científicos alborozados en todo el mundo.

Los investigadores del Observatorio de Interferómetro Láser Avanzado de Ondas Gravitacionales (LIGO, por sus siglas en inglés) anunciaron el jueves que habían detectado las ondas creadas cuando dos agujeros negros chocaron entre sí a unos 1.300 millones de años luz de distancia. El hallazgo es la primera confirmación directa de ondas gravitacionales, así como la evidencia más sólida hasta la fecha de la existencia de agujeros negros. Es también el comienzo de una época en la que los científicos pueden utilizar las ondas gravitacionales para estudiar objetos cósmicos que de otro modo no pueden ser vistos.

"Esta es la primera vez que el universo ha hablado con nosotros por medio de ondas gravitacionales", dijo el físico David Reitze ,director ejecutivo de LIGO, , en una atestada conferencia de prensa en el National Press Club, en Washington, D.C. "Hasta ahora, estábamos sordos”. La multitud estalló en aplausos cuando confirmó los rumores de que LIGO había encontrado ondas gravitacionales. "Mi reacción fue, '¡uau!'", dijo de la primera vez que vio los datos. "No lo podía creer".

"Este descubrimiento ha llevado mucho tiempo", dijo la portavoz de LIGO, Gabriela González. "Ha habido cientos de personas desarrollando la tecnología, haciendo el análisis. Estamos muy orgullosos de este trabajo desarrollado por una aldea, una aldea global", agregó González, refiriéndose a los más de 1.000 investigadores que trabajan en el proyecto.

Los colaboradores de LIGO en el Laboratorio de Gravedad Europeo del proyecto VIRGO de ondas gravitacionales realizaron anuncios simultáneos en Italia y París, mientras que departamentos de física de todo el mundo organizaron reuniones para ver por Internet la transmisión de la conferencia de prensa. "Es increíble estar aquí para ver por fin de lo que hemos estado hablando durante tanto tiempo", dijo el astrofísico J. Richard Gott III en la reunión de la Universidad de Princeton. Su colega, el físico Paul Steinhardt, hizo eco del sentimiento: "Estoy muy entusiasmado con esto. Es la apertura de una nueva era en la astronomía en la que empezaremos a ver el universo con un nuevo conjunto de ondas, no ondas de luz, sino ondas gravitacionales".

En la Universidad de Columbia,en Nueva York, un número de estudiantes y profesores podría aspirar a algo de la fama. "Ayudé a montar, a mano, del 60 al 70 por ciento del sistema de cronometraje", dijo el estudiante de posgrado Stefan Countryman. "He estado trabajando en esto desde que era un estudiante de grado. [El descubrimiento] es revindicante, y es, simplemente, emocionante científicamente”. Otro colaborador de LIGO en Columbia, el físico Szabolcs Márka, agregó," esto realmente nos permitirá escuchar la música del cosmos".

"Esto no se ha hecho nunca antes", dijo Janna Levin, una física teórica en el Barnard College. "Es como la primera vez que un telescopio fue apuntado al cielo".

Los científicos esencialmente han estado esperando este día desde hace un siglo, desde que Albert Einstein predijo las ondas gravitacionales en 1916 basándose en su teoría general de la relatividad. "100 años parecen toda la vida, pero en el transcurso de la exploración científica no es tanto tiempo", dijo Neil deGrasse Tyson, director del Planetario Hayden en el Museo Americano de Historia Natural, en la reunión de Columbia. "Me quedé despierto durante la noche preguntándome qué brillantes pensamientos tendrán hoy personas que tardarán 100 años en revelarse". En la conferencia de prensa en Washington D.C., el físico Kip Thorne, del Instituto de Tecnología de California, imaginó la respuesta de los visionarios a la noticia. "Einstein estaría radiante. Este es un momento muy, muy especial".

Los científicos fueron casi unánimes en afirmar que las ondas gravitacionales podrían revolucionar la astronomía y permitir un nuevo mundo de estudio. Sin embargo, establecieron algunos límites de lo que pueden hacer. "No creo que nos acerque a viajar en el tiempo", dijo Thorne en respuesta a una pregunta durante el anuncio. "Me gustaría que lo hiciera".

-Jennifer Hackett contribuyó reportando desde la conferencia de prensa de la Universidad de Columbia. Michael Lemonick contribuyó reportando desde el evento de la Universidad de Princeton.