El planeta Marte ha sido asociado durante milenios con el “Dios de la guerra”, pero su propio pasado podría haber sido todavía más violento de lo que se imaginaba. Un nuevo estudio sugiere que Marte fue golpeado por un asteroide tan grande que fundió casi la mitad de la superficie del planeta.

Los investigadores llegaron a esta conclusión mientras estudiaban una extraña característica conocida como la “dicotomía del hemisferio marciano”, una gran caída en la elevación de la superficie y del espesor de la corteza del planeta, que se produce cerca del ecuador de Marte. En el hemisferio norte, la elevación del suelo es en promedio 5,5 kilómetros menor y la corteza es unos 26 kilómetros más delgada.

La dicotomía fue descubierta a principios de 1970 cuando la sonda Mariner-9 de la NASA creó el primer mapa detallado de la superficie marciana. Esta característica mantiene perplejos a los astrónomos desde entonces. Estudios previos mostraron que la dicotomía se formó por el impacto de un asteroide cerca del polo norte marciano. Pero la nueva investigación, publicada en diciembre en la revista Geophysical Research Letters, sugiere que la causa real podría haber sido un impacto mucho más violento en el extremo opuesto del planeta.

En el estudio,  astrónomos del Swiss Federal Institute of Technology (E.T.H.) en Zurich, utilizaron un modelo informático avanzado en 3D para simular el efecto de un impacto de asteroide en Marte hace 4.5 millones de años, que es cuando los expertos creen que se formó la dicotomía. También pusieron a prueba una hipótesis contraria, según la cual la dicotomía se habría formado por un impacto en el polo sur de Marte.

Cuando el equipo simuló una colisión con un asteroide de casi de 4.000 kilómetros de diámetro (un poco más grande que la Luna), vieron que el impacto provocó que la “corteza virtual" de Marte, se reformase en dos zonas diferenciadas: una más gruesa en el hemisferio sur y una más delgada en el norte, muy similar a lo que vemos en el planeta real. Además, los espesores previstos en los dos segmentos de la “corteza virtual” marciana coinciden casi con exactitud con los valores reales observados en Marte. En conjunto, estas predicciones proporcionan evidencias convincentes de que un impacto del polo sur fue la causa de la dicotomía. "Este estudio propone un origen alternativo del impacto que generó la dicotomía de Marte", afirma Craig Agnol, astrónomo de la Universidad Queen Mary de Londres, que no participó en el estudio.

La simulación predijo que el impacto habría generado tanto calor que grandes zonas de la corteza de Marte se habrían fundido, formando un "océano de magma" en la mayor parte del hemisferio sur del planeta. También predijo que, como la roca fundida posteriormente se enfrió y solidificó, habría dejado una corteza más gruesa y de mayor elevación sobre parte del hemisferio sur.

Estos hallazgos no resuelven de forma concluyente el misterio del origen de la dicotomía. El modelo informático del equipo suizo no es perfecto; por ejemplo, no puede explicar el tamaño exacto de la dicotomía y, en cualquier caso, no es posible demostrar una hipótesis utilizando un solo modelo informático. Pero hay otra razón para pensar que la hipótesis del impacto en el hemisferio sur podría ser cierta: esclarece otra extraña característica de la superficie de Marte, la ubicación de sus volcanes.

Cuando asteroides de gran tamaño golpean planetas rocosos, tienden a inducir actividad volcánica creando "columnas" de roca caliente, que se elevan en el interior del manto del planeta muchos años después. Un inconveniente de la anterior hipótesis del impacto en el hemisferio norte era que las altas latitudes del norte marciano contienen pocos volcanes, ya que principalmente se encuentran en el ecuador y en el sur. Pero la simulación de impacto en el hemisferio sur predijo que pocos millones de años después del impacto del asteroide, lentamente las columnas volcánicas empezarían a subir hacia la superficie, en un primer momento cerca del ecuador y luego migrarían hacia el polo sur. Esta predicción coincide con las ubicaciones reales de los volcanes en el planeta rojo.

Es muy poco probable que los impactos de asteroide propuestos en esta investigación pudiesen ocurrir hoy en día. Probablemente fueron más comunes en los inicios del sistema solar, cuando todavía estaba cubierto de escombros rocosos sobrantes de la construcción de los planetas. Pero incluso entonces, esos hechos habrían sido extremadamente raros. "Este resultado tiene el potencial de cambiar significativamente nuestra comprensión acerca del pasado de Marte", comenta Giovanni Leone, científico planetario del E.T.H en Zurich y autor principal del estudio. "En la historia temprana de Marte, debió ocurrir un suceso excepcional que le dio la forma que vemos hoy en día."