Por primera vez tenemos evidencia de una vacuna que protege a las personas de ébola. Los resultados provisionales del estudio, que dio a conocer la Organización Mundial de la Salud el 31 de julio y se publicaron en la revista The Lancet, sugieren que una sola dosis de vacuna puede proteger a las personas que estaban directa o indirectamente expuestos a individuos con la enfermedad. La vacuna, que parece segura, podría mejorar drásticamente la contención de futuros brotes de ébola. La actual epidemia ha provocado ya más de 11.000 muertes y 27.000 casos.

La vacuna se probó en personas que viven en Guinea, y su base es un virus animal que afecta principalmente a los roedores, ganado, cerdos y caballos. Uno de los genes de ese virus, sin embargo, fue reemplazado por un gen que codifica para una proteína externa del virus del Ébola. Los investigadores de la Agencia de Salud Pública de Canadá desarrollaron la inmunización, que ahora está siendo producida por la compañía farmacéutica Merck, con sede en Nueva Jersey.

Las únicas personas que participaron en el ensayo fueron los que habían estado expuestos a pacientes de ébola recientemente identificados, o que eran contactos de esos contactos. Este enfoque de estudio, llamado vacunación "en anillo", es único y se basa en la estrategia que se siguió para erradicar la viruela. Se forma un "anillo de protección” tratando directamente a individuos alrededor de la persona infectada, y a la gente alrededor de esos individuos. Para el ensayo, 90 grupos, que incluyeron a miles de personas, fueron ordenados al azar en dos estrategias. En una se vacunó de inmediato a todo el anillo alrededor de un paciente, y en la otra se vacunó al cabo de 21 días a los contactos del paciente y a los contactos de los contactos (21 días es el límite del periodo de incubación del ébola). Cada una de las 90 agrupaciones incluiría por lo tanto a todos los contactos y a los contactos de los contactos de un paciente de ébola. La idea fue comparar el número de casos entre quienes se vacunaron inmediatamente y los que se vacunaron con retraso, para que los investigadores pudieran evaluar si la vacuna estaba funcionando. Los datos provisionales indican que ni una sola de las 2.014 personas que fueron inoculadas de inmediato desarrollaron ébola después de 10 días de su vacunación.

Por el contrario, de las 2.380 personas elegibles en el grupo de vacunación tardía, que funcionaba como grupo de control, 16 desarrollaron ébola. La conclusión preliminar fue que la vacuna protegió a todos en el grupo de la vacuna inmediata contra la enfermedad, logrando un 100 por ciento de eficacia. Basándose en los prometedores resultados, la OMS ya no está retrasando la vacunación de nadie por el propósito del estudio. Al contrario, los contactos de pacientes de ébola y los contactos de los contactos serán vacunados, y los investigadores seguirán recopilar datos. Todavía no se sabe por cuánto tiempo la vacuna puede proteger a las personas, ni si sería necesaria una vacuna de refuerzo.

Scientific American habló con Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, para averiguar más sobre lo que significará este prometedor nuevo hallazgo para la lucha contra el ébola. Fauci no participó en el estudio.

[A continuación una transcripción editada de la entrevista.]

 

La OMS anunció que la vacuna parece ser 100 por ciento eficaz, pero que en la práctica podría llegar a tener alrededor del 75 por ciento de efectividad. Qué significa esto? 
El tamaño de la muestra era demasiado pequeño para afirmar definitivamente que es 100 por ciento eficaz. Eso no tendría precedentes. Nunca ha habido una vacuna 100 por ciento eficaz. El cien por ciento de eficacia significaría que ninguno de los vacunados sería nunca infectado, y eso no sucede. Pero efectivamente esta es una vacuna altamente eficaz.

Al ébola se le ataca con una combinación de cosas. Buenas medidas preventivas de salud pública, como la identificación de casos y rastreo de contactos, seguirán siendo importantes para prevenir y controlar los brotes. Tener una vacuna eficaz añade una herramienta importante para abordar y combatir el ébola.

¿Qué significa esta vacuna para futuros brotes? 
Una vacuna es útil en el control de brotes. Si hubiéramos tenido una vacuna eficaz al inicio del brote en el oeste de África, probablemente se habrían ahorrado un montón de muertes y evitado mucho sufrimiento.

¿Cómo funciona esta vacuna? ¿Es como otras vacunas comunes, digamos como la polio? 
Los principios fundamentales de las vacunas tienen todos un denominador común: inducen una respuesta inmune que se espera proteja a la persona. 

Esta vacuna no se produce a partir de un virus vivo del ébola. El virus vivo es un virus animal inofensivo llamado virus de la estomatitis vesicular (VSV). El VSV actúa como virus portador del vector. Se inserta un solo gen del ébola en el VSV, y cuando el VSV se inyecta en una persona, se replica y produce una proteína del ébola que estimula una respuesta inmune en el vacunado y la producción de anticuerpos contra el ébola.

Con los casos de ébola por suerte disminuyendo –hubo siete nuevos casos última semana-, ¿cómo podrán continuar las pruebas? 
No lo harán. Es muy poco probable que se puedan completar nuevas pruebas. Es por eso que varias otras vacunas candidatas están sentadas en la cola en espera de ser probadas. Es muy difícil, si no imposible, completar las pruebas de todas ellas. Y lo mismo ocurre con esta vacuna.

El paso siguiente será, si hay otro brote, utilizar las vacunas y tratar de obtener más datos a medida que se utilizan.

¿Habría un grupo de control que no recibiría la vacuna? 
Eso sería difícil de hacer. Se podría hacer una prueba de no inferioridad para comparar entre vacunas, pero es difícil hacer un ensayo con placebos cuando se tiene una vacuna que se mostró eficaz.

¿Qué significa esto para los EE.UU.? ¿Hay alguna intención de establecer un pequeño arsenal de la vacuna en caso de que haya un caso de ébola en los EE.UU. en el futuro? 
Dudo seriamente que se utilice una vacuna en los EE.UU. Las posibilidades de que haya un brote en EE.UU. son extraordinariamente bajas. Quizás se podría vacunar a los trabajadores que deban ir a un área con brotes, pero ¿hablar de vacunación de la población estadounidense en general? No, no es probable que suceda.

Deberá la vacuna ser autorizada en los EE.UU. para cualquier uso en trabajadores de la salud? 
La empresa que la desarrolló tendría que presentar los datos a la US Food and Drug Administration, y luego la FDA decidirá si se licencia. Si es así, entonces podría haber producción de la misma, si es necesario, en particular para los trabajadores de la salud.

¿Con qué rapidez se desarrolló esta vacuna? 
Las vacunas generalmente tardan años y años en desarrollarse. Esta también, no se desarrolló en una noche. Había un par de vacunas candidatas. Una ensayada en Liberia estuvo en desarrollo durante 10 años, pero los ensayos no se pudieron completar porque allí hubo pocos casos de ébola. Ésta que estamos hablando hoy, el VSV, se desarrolló en pocos años.

El brote de ébola en el oeste de África, ¿aceleró el proceso? 
No se puede determinar por completo la eficacia de una vacuna a menos que la ensayes en el campo cuando hay infecciones. En ese sentido, fue fortuito que en esa etapa de su desarrollo, pudiera ensayarse justo en el momento que hubo un brote.