Los remedios homeopáticos vendidos en Estados Unidos tendrán ahora que venir con una advertencia que especifica que están basados en teorías anticuadas "no aceptadas por la mayoría de los expertos médicos modernos" y que "no hay evidencia científica de que el producto funcione". Si no lo hace, los fabricantes de remedios homeopáticos correrán el riesgo de enfrentarse a la Comisión Federal de Comercio de los Estados Unidos (FTC, por sus siglas en inglés).

La agencia sostiene que las afirmaciones infundadas sobre salud incluidas en el mercadeo de algunos de estos remedios violan las leyes que prohíben la publicidad  o el etiquetado engañoso en los medicamentos de venta libre.

El organismo ha publicado una declaración de política de aplicación que aclara que los medicamentos homeopáticos no están exentos de las reglas que se aplican a otros productos de salud cuando se trata de las afirmaciones sobre su eficacia, y por ello no deben ser tratados de manera diferente. Para que dichas afirmaciones en la publicidad o en los envases no sean "engañosas" para los consumidores, debe comunicarse claramente que se basan en teorías desarrolladas en los años 1700 y que no hay evidencia para respaldarlas, dice el comunicado.

La FTC añade que “examinará cuidadosamente la impresión neta de publicidad u otra forma de mercadeo de [medicamentos de venta libre] homeopáticos para garantizar que transmita adecuadamente la naturaleza extremadamente limitada de sus afirmaciones sobre las propiedades para la salud de estos productos”.

 

Este artículo se reproduce con permiso de Chemistry World. El artículo fue publicado por primera vez el 23 de noviembre de 2016.