GINEBRA.- Los niveles de gases de efecto invernadero en la atmósfera alcanzaron un máximo histórico en 2014 y este contribuyente implacable del cambio climático está poniendo en peligro el planeta para las generaciones futuras, dijo la Organización Meteorológica Mundial (OMM)el lunes.

"Cada año decimos que el tiempo se acaba. Tenemos que actuar ahora para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero si queremos tener la oportunidad de mantener el aumento de las temperaturas a niveles manejables", dijo Michel Jarraud, Secretario General de la OMM, en un comunicado.

Su súplica anual ante el mundo para que se haga lo que sea posible para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero –que vienen principalmente de la quema de combustibles fósiles y de la agricultura, la producción de cemento y la deforestación– llega semanas antes de que los negociadores de más de 190 estados se reúnan en París para tratar de llegar un nuevo acuerdo sobre el clima de la ONU.

Gráficos emitidos por la OMM, un organismo de la ONU, mostraron niveles de dióxido de carbono, el principal gas de efecto invernadero, subiendo de manera constante hacia el nivel de 400 partes por millón (ppm), después de haber alcanzado un nuevo récord cada año desde que registros confiables comenzaron a tomarse en 1984 .

El promedio de los niveles de dióxido de carbono en 2014 fue de 397,7 ppm, pero brevemente violaron el umbral de 400 ppm en el hemisferio norte a principios de 2014, y otra vez en todo el planeta a principios de 2015.

"El próximo año estaremos informando concentraciones mucho más altas debido a El Niño", dijo a Reuters Oksana Tarasova , la jefe de investigación atmosférica de la OMM, refiriéndose al fenómeno del calentamiento del océano Pacífico.

Pronto 400 ppm será una realidad permanente, dijo Jarraud.

"Esto significa temperaturas globales más altas, más fenómenos meteorológicos extremos, como olas de calor e inundaciones, derretimiento del hielo, el aumento del nivel del mar y el aumento de la acidez de los océanos. Esto está sucediendo ahora y nos estamos moviendo hacia un territorio desconocido, a una velocidad alarmante".

El aumento de los niveles de dióxido de carbono está siendo amplificado por mayores niveles de vapor de agua, que a su vez van en aumento debido a las emisiones de dióxido de carbono, según la OMM.

Los niveles de los otros dos principales gases de efecto invernadero de origen humano, el metano y el óxido nitroso, también siguieron una subida anual implacable en el 2014, llegando a 1.833 partes por billón (ppb) y 327,1 ppb, respectivamente. Ambos se elevaron al ritmo más rápido de la década.

Para la conferencia de París a finales de este mes, más de 150 países, encabezados por los mayores emisores de gases de efecto invernadero, China y Estados Unidos, han emitido planes para limitar las emisiones más allá de 2020.

Pero los planes revelados hasta ahora no lograrán frenar las emisiones lo suficiente para cumplir con un objetivo acordado en 2010 para limitar el calentamiento global a 2  grados Celsius (3,6 Fahrenheit) por encima de los niveles preindustriales.

"Dos grados será bastante malo, pero será mejor que tres grados", dijo Jarraud. "Por supuesto que hubiera sido mejor tener 1 grado ... pero 1 grado ya no es posible. Es que no es factible. Es demasiado tarde".