Los niveles del mar en todo el mundo aumentarán más rápido que en cualquier momento de la historia humana si el calentamiento de la Tierra supera los 2 grados Celsius.

La costa atlántica de América del Norte será una de las zonas más afectadas, a medida que el derretimiento de los glaciares haga que el nivel del mar aumente en el próximo siglo, según un nuevo estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences.

Sin embargo, no se espera que este aumento sea uniforme, ya que la gravedad y el movimiento de los océanos jugarán un papel en cómo se distribuye el agua, y algunas áreas sufrirán peores consecuencias que otras. Nueva York y otras ciudades a lo largo de la costa este podrían ver subir los mares más de 3 pies a finales del siglo, si la Tierra se calienta 4 o 5 grados por encima de los niveles preindustriales.

Si la tasa de emisiones de carbono continúa sin disminuir, los autores dijeron que el globo se calentaría unos 2 grados y causaría un aumento significativo del nivel del mar para 2040. Sería peor a lo largo de la costa este de Norteamérica y Noruega, donde se espera que sufran un aumento del nivel del mar de aproximadamente un pie. La velocidad relativa de la subida del mar significa que muchas áreas no tendrán tiempo de adaptarse, hallaron los investigadores. Y a partir de ahí, el calentamiento se aceleraría aún más rápido.

"Las comunidades costeras de las ciudades en rápida expansión en el mundo en desarrollo y los vulnerables ecosistemas costeros tropicales tendrán un tiempo muy limitado para adaptarse a las subidas del nivel del mar, una vez el umbral de '2 grados Celsius' sea alcanzado", dijo Svetlana Jevrejeva, investigadora del Centro Nacional de Oceanografía de Liverpool, Inglaterra, y autora principal del estudio.

La elevación del nivel del mar se produce a la vez que el calor récord de la Tierra se convierte en la "nueva normalidad", según otro estudio publicado esta semana en Bulletin of the American Meteorological Society. Si bien 2015 fue el año más cálido registrado, podría ser el promedio de la próxima década si las emisiones de carbono siguen aumentando al ritmo actual, encontró. E incluso si los países toman medidas para limitar el dióxido de carbono, la humanidad podría haber determinado el aumento de calor hasta 2040.

Pero limitar las emisiones ahora significará que en algunas de las regiones del globo los nuevos niveles de calor no estén prefijados, y todavía pueden tener una variabilidad significativa.

"Nos da esperanza saber que, si actuamos rápidamente para reducir los gases de efecto invernadero, los extremos estacionales podrían no entrar nunca en un nuevo estado normal durante el siglo XXI, a niveles regionales para el verano del hemisferio sur y el invierno del hemisferio norte", dijo Sophie Lewis, investigadora de la Universidad Nacional de Australia.

Millones de residentes de urbes en riesgo

Las naciones que firmaron el Acuerdo de París limitando el calentamiento a un máximo de 2 grados se están reuniendo esta semana en Marruecos para poner en marcha el acuerdo. Mientras tanto, la organización de las Naciones Unidas ya ha advertido que los objetivos de emisiones que los países establecieron voluntariamente pueden no ser suficientemente estrictos para cumplir el objetivo de 2 grados.

Se espera que dos grados de calentamiento causen un aumento medio del nivel del mar global de 8 pulgadas, pero prácticamente todas las áreas costeras verán un aumento mayor, encontró Jevrejeva. Si el calentamiento supera los 2 grados para 2100, como preocupa que suceda a algunos científicos del clima, alrededor del 80 por ciento de la costa mundial podría experimentar un aumento del nivel del mar de 6 pies. Este rápido aumento en el nivel del mar no tiene precedentes desde los albores de la Edad de Bronce hace unos 5.000 años, según el estudio.

La investigación amplia aún más el potencial de aumento del nivel del mar planteado por el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático, que argumentó que es posible un aumento del nivel del mar de 11 a 38 pulgadas para 2100. Desde entonces muchos climatólogos han afirmado que la estimación es demasiado conservadora.

En ausencia de un esfuerzo conjunto para limitar el calentamiento, las ciudades y las naciones insulares de todo el mundo están en riesgo, hallaron los investigadores.

"Las comunidades costeras, especialmente las ciudades en rápido crecimiento en el mundo en desarrollo; pequeños estados insulares; lugares señalados como Patrimonio Cultural de la Humanidad para la Educación, la Ciencia y la Cultura por la Organización de las Naciones Unidas; y los ecosistemas costeros tropicales vulnerables, tendrán un tiempo muy limitado después de mediados de siglo para adaptarse a estos aumentos", escribieron.

La subida para Nueva York se basa en un calentamiento de 5 grados para el 2100, que algunos investigadores han discutido puede ser demasiado alto. Pero en la escala superior de ese nivel de calentamiento, decenas de millones de personas en todo el mundo serían desplazadas. Eso incluye "2,5 millones que viven en áreas bajas de Miami; 2,1 millones en Guangzhou [en China]; 1,8 millones en Mumbai; y más de 1 millón en cada una de las ciudades de Osaka [Japón], Tokio, Nueva Orleans, Nueva York y Ho Chi Minh [Vietnam]", sostienen los investigadores.

El estudio es parte de un cuerpo de investigaciones creciente, que busca posibles escenarios que involucren el potencial de aumento catastrófico del nivel del mar, pero también se debe prestar más atención a la pérdida de hielo terrestre, dijo Tad Pfeffer, un glaciólogo en la Universidad de Colorado, Boulder. Mientras que los investigadores suelen concentrarse en la pérdida de glaciares en la Antártida y Groenlandia, la pérdida de hielo terrestre en otras partes del globo está contribuyendo al aumento del nivel del mar casi al mismo ritmo que el hielo del Ártico. Es el alcance total de la actual pérdida glacial que preocupa a líderes políticos y legisladores, ya que ya ha presentado una necesidad urgente de ser abordada, dijo.

"Esta escala de tiempo a corto plazo, es el momento de mayor preocupación para los que toman las decisiones", dijo. "Las investigaciones que llegan hasta el año 2100 y más allá son científicamente emocionantes, pero realmente de importancia secundaria para las personas que están tratando de dar sentido a la ciencia para tomar decisiones".

Reproducido de ClimateWire con permiso de Environment & Energy Publishing, LLC. E & E ofrece cobertura diaria de noticias sobre energía y medio ambiente esenciales en www.eenews.net. Haga clic aquí para ver la historia original.