Una plataforma de hielo de la Antártida que es dos veces el tamaño de Hawai está en "riesgo inminente" de colapso y necesita ser monitoreada cuidadosamente, halla un estudio reciente.

La plataforma de hielo Larsen C se encuentra en aproximadamente el mismo sitio  que las Larsen A y B, plataformas de hielo  que se desintegraron en 1995 y 2002, respectivamente. Larsen C cubre 19,300 millas cuadradas y es la mayor plataforma en la Península Antártica. Si se derrite, podría aumentar significativamente los niveles globales del mar, dijo Paul Holland, autor principal del estudio y científico del British Antarctic Survey.

"Si [Larsen C] se derrumba esto producirá un aumento del nivel del mar de varios centímetros en cuestión de unas décadas", dijo por correo electrónico. "Por lo tanto, necesitamos entender y predecir el riesgo."

El estudio fue publicado ayer en la revista The Cryosphere, y se une a un constante bombardeo de malas noticias desde la Antártida. Un amplio estudio del continente, publicado el mes pasado, encontró que algunos de las plataformas se han adelgazado hasta en un 18 por ciento en dos décadas.

El colapso de la plataforma de hielo es preocupante porque estas barreras funcionan como dedos de hielo que sobresalen en el océano y actúan como anclas para atrapar los glaciares antárticos en tierra. En su ausencia, los glaciares continentales aceleran su caída al mar.

Por ejemplo, los glaciares que estaban detrás de la Larsen B están fluyendo ocho veces más rápido que como lo hacían antes de que la plataforma de hielo se derrumbara en 2002.

Derritiéndose por arriba y por abajo 

Los científicos se han enfocado recientemente en Larsen C, que también está adelgazando. Holland y sus colegas creen que saben por qué. El océano debajo de Larsen C se ha calentado en los últimos años hasta -2 grados Celsius. Eso es lo suficientemente caliente como para derretir el hielo, dijo Holland.

El hielo por debajo de la plataforma se ha estado adelgazando unos 28 centímetros por año durante los últimos 15 años, según el estudio. Para obtener estos datos, los científicos utilizaron aviones para disparar ondas de radar en la plataforma y medir su contenido de hielo. También utilizaron datos satelitales.

Larsen C también se está derritiendo en su parte superior a una velocidad de cuatro centímetros por año, según el estudio. La masa fundida superior está causada por una combinación de la disminución de las nevadas y temperaturas más calientes ocasionales. La Península Antártica se ha calentado 2,5 grados Celsius en los últimos 50 años.

Los científicos explican que tomaría siglos para que la plataforma se desintegre debido únicamente al adelgazamiento de su hielo. Sin embargo, mientras el adelgazamiento progresa, la plataforma podría llegar a puntos de inflexión que podrían causar su colapso, el estudio señala.

Uno de esos puntos de inflexión ocurriría si la parte frontal de la plataforma de hielo se adelgaza más allá de una zona crítica, desestabilizando su estructura. Ya existe una grieta en la plataforma que podría acelerar este evento.

Otra posibilidad es que la plataforma se llegara a desprender de la elevación Bawden, que es hielo anclado a la tierra que une el extremo norte de la plataforma Laursen C al continente. Esto también podría causar que la plataforma de hielo colapse rápidamente, dijo Holland.

Los científicos dijeron que les gustaría probar sus resultados aún más, pero realizar experimentos en la Antártida puede ser muy costoso.

"Se necesitaría un conjunto de mediciones oceánicas, de hielo y atmosféricas a lo largo de más de 10 años ... esto requeriría una gran cantidad de financiación ... decenas o cientos de millones de dólares", dijo.

"Lo que es más factible es que sigamos repitiendo estas encuestas de radar, y hay proyectos en marcha para investigar más en la atmósfera y el océano qué está causando los cambios que vemos", agregó.

 

Tomado de Climatewire con permiso de Environment & Energy Publishing, LLC. www.eenews.net, 202-628-6500