De Sen (encuentre el artículo original aquí)
 
Blue Origin, una compañía de vuelos espaciales comerciales establecida por el fundador de Amazon, Jeff Bezos, completó el primer vuelo de prueba de su vehículo suborbital New Shepard el miércoles 29 de abril.

La nave –no tripulada para la prueba– despegó desde las instalaciones de la empresa ,al oeste de Texas, impulsado por su motor BE-3 propulsado en parte por hidrógeno líquido, que recientemente completó su programa de pruebas. El motor BE-3 impulsó la nave New Shepard más allá de Mach 3 para llegar a la altitud prevista de 307.000 pies (94.000 metros).

New Shepard es una cápsula presurizada, diseñada para transportar hasta seis pasajeros y un cohete de propulsión.

"La separación en el espacio de la cápsula de la tripulación del módulo de propulsión fue perfecta. Cualquier astronaut  a bordo hubiese tenido un muy buen viaje al espacio y un retorno sin contratiempos", escribió Jeff Bezos en el sitio web de la empresa.

La cápsula New Shepard regresó sana y a salvo a la tierra, con ayuda de su paracaídas. El único fallo durante el vuelo de prueba fue el fracaso en recuperar el módulo de propulsión debido a la presión perdida en el sistema hidráulico durante el descenso, explicó Bezos. Se esperaba que el módulo hiciera su aterrizaje vertical, independiente de la cápsula.

Al igual que SpaceX, Blue Origin se centra en la reutilización y ha diseñado sus cohetes para aterrizar de nuevo cerca del lugar de lanzamiento después de entregar sus cargas útiles al espacio. Este enfoque, conocido como  Despegue Vertical y Aterrizaje Vertical (VTVL, por sus siglas en inglés), permitirá que los cohetes propulsores sean reutilizados  rápidamente para el próximo vuelo, que, en última instancia, reducirá el costo de los vuelos  al espacio.

New Shepard está siendo desarrollado como un vehículo suborbital que eventualmente transportará pasajeros más de los 100 km de la Línea de Karman, una definición internacionalmente reconocida del espacio exterior.

Decenas de vuelos de prueba no tripulados se realizarán antes de que pilotos de la compañía viajan a bordo de New Shepard. El programa de pruebas se espera que tome alrededor de dos años en completarse, después de lo cual Blue Origin  abrirá el servicio a pasajeros privados. Los precios de los boletos para   la experiencia suborbital aún no han sido dados a conocer.

Virgin Galactic y XCOR Aerospace  también trabajan en el desarrollo de vuelos espaciales suborbitales comerciales, ambas empresas están desarrollando vehículos que comienzan su vuelo en pistas de despegue, en lugar de en un cohete de despegue vertical.

Virgin Galactic espera reanudar su programa de pruebas a finales de este año con un segundo SpaceShipTwo, después de haber perdido la primera de las naves en un trágico accidente en octubre pasado. Se espera que XCOR Aerospace inicie su programa de vuelos de prueba a finales de este año también.

Además de la construcción de un vehículo suborbital, Blue Origin está planeando una versión mucho más grande del New Shepard para el vuelo espacial orbital. Bezos explicó este enfoque en la página web de su empresa. Él dijo: "Seguimos siendo grandes fans de la arquitectura del despegue vertical y aterrizaje vertical porque es escalable a tamaño muy grande.  Ya estamos diseñando hermanos de New Shepard, su hermano mayor será un vehículo de lanzamiento orbital que es  muchas veces el tamaño de New Shepard".

El enfoque de Blue Origin de centrarse en vuelos suborbitales primero y luego el desarrollo de una versión más grande del vehículo para vuelos orbitales es una reminiscencia del programa Mercury de la NASA, que completó dos vuelos suborbitales antes de llegar a la órbita según lo previsto en el tercer vuelo. New Shepard lleva ese nombre en honor a Alan Shepard, quien con su vuelo suborbital a bordo de la cápsula Freedom 7, el 5 de mayo de 1961, se convirtió en el primer estadounidense en el espacio.
 

Ver más en: 

Suborbital spaceflight market taking shape 

Blue Origin finishes work for suborbital spaceship 

ULA, Blue Origin look for silver lining in Russian rocket woes 

Like Falcon rockets, Blue Origin's boosters to fly themselves home

 

Charles Black, Fundador y CEO de Sen
 
Este artículo se reproduce con permiso de Sen. © Sen TV Limited 2015, todos los derechos reservados. Para más noticias y blogs sobre el espacio visite sen.com y siga a @sen en Twitter.