Plutón tiene glaciares de nitrógeno que fluyen por debajo de su distintivo corazón helado. Y la delgada atmósfera del planeta enano podría haber comenzado a congelarse sobre su superficie, un cambio largamente esperado —debido a que Plutón se aleja del Sol— pero nunca antes visto.

Los científicos de la misión New Horizons de la NASA revelaron los resultados, y una serie de nuevas imágenes, en una conferencia de prensa el 24 de julio, solo diez días después de que la nave sobrevolara Plutón.

Por primera vez, un instrumento de radiociencia a bordo de la sonda New Horizons midió la presión superficial en Plutón, en lo que equivale a una medida de la masa de la atmósfera que lo rodea. Lo que hallaron los científicos los desconcertó.

 “La masa de la atmósfera de Plutón se ha reducido en un factor de dos, en dos años”, dijo Michael Summers, miembro del equipo y científico planetario de la Universidad George Mason en Fairfax, Virginia. “Es muy asombroso”.

La atmósfera de Plutón brilla en esta imagen que fue tomada mientras el planeta enano pasaba entre la Tierra y una estrella distante.
Crédito: NASA / JHUAPL / SWRI

Las mediciones tomadas desde la Tierra, que empezaron a finales de la década de 1980 cuando Plutón estaba más cerca del Sol, sugirieron que la atmósfera de este cuerpo celeste en realidad se había hecho más densa en el último par de décadas. Eso iba en contra de algunas teorías que proponían que la atmósfera dominada por el nitrógeno se congelaría y se condensaría en la superficie mientras Plutón se alejara del Sol

Summers advierte que la nueva medida es sólo un dato y aún debe ser confirmado.

Al mismo tiempo, Summers y sus colegas han identificado capas de niebla en la delgada atmósfera de Plutón. La neblina aparece en bandas que se extienden hasta 160 kilómetros sobre la superficie, lo que es aproximadamente cinco veces más alto de lo que los científicos habían predicho, dice Summers.

La atmósfera de Plutón es rellenada por hielos que subliman fuera de su superficie. New Horizons ha identificado tres grandes tipos de hielo —nitrógeno, metano y monóxido de carbono—, todos dentro de su característico y brillante “corazón”, la zona llamada Región de Tombaugh.

Cerca de allí, imágenes ampliadas de los bordes de las llanuras fracturadas, llamadas Planicie Sputnik, muestran glaciares de nitrógeno. A las gélidas temperaturas que hay Plutón —cerca de -235°C, 38°C sobre el cero absoluto— el hielo de agua es demasiado frágil para fluir. Pero sí puede hacerlo el hielo de nitrógeno, lo que significa que los glaciares deben estar hechos de nitrógeno, dice William McKinnon, miembro del equipo y científico planetario de la Universidad de Washington en St Louis, Missouri. “Ver evidencia de una actividad geológica reciente es realmente un sueño hecho realidad”, agrega.

Hasta ahora, la nave New Horizons ha enviado cerca del 5% de los datos que ha recolectado.

Los patrones de luz y oscuridad en la superficie de Plutón parecen indicar que fluye hielo de nitrógeno.
Crédito: NASA / JHUAPL / SWRI

 

Este artículo se reproduce con permiso y fue publicado por primera vez el 24 de julio de 2015.