El perímetro de cintura de los mayores de 65 años que consumen gaseosa dietética todos los días crece mucho más que el de los que optan por otras bebidas y eso, quizás favorece la aparición de enfermedades crónicas relacionadas con la obesidad abdominal, según sugiere un nuevo estudio.

La autora principal, Sharon P.G. Fowler, del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas, en San Antonio, recordó que una investigación previa con otros grupos etarios había asociado de manera directa el consumo de gaseosas con endulzante artificial y el riesgo de desarrollar diabetes, síndrome metabólico y tener partos prematuros.

El nuevo estudio es una observación de sus participantes en el tiempo y no evaluó si el consumo de gaseosa dietética aumentaba la obesidad abdominal. "No podemos probar una relación causal, pero detectamos consistencia en los estudios observacionales", dijo Fowler.

Con su equipo explica que el aumento del perímetro abdominal en los mayores, que ya tienen alto riesgo de padecer enfermedades cardíacas y metabólicas, potencia ese riesgo.

Los autores siguieron a un grupo de mayores de 65 años durante nueve años. El estudio comenzó con evaluaciones físicas y cuestionarios para determinar el consumo diario de gaseosa de 749 personas de más de 65 años en el primer control, realizado entre 1992 y 1996.

En el período 2003-2004, solo 375 participantes seguían vivos y se les pudieron realizar tres exámenes más.

La circunferencia de cintura de los participantes que no consumían gaseosa dietética aumentó 2 cm en nueve años, comparado con 4,6 cm en los que consumían esas bebidas ocasionalmente y más de 7,6 cm en los que lo hacían todos los días, según publica Journal of the American Geriatrics Society.

El equipo tuvo en cuenta otros factores como la actividad física, la diabetes y el tabaquismo.

"Las calorías no explican los resultados", dijo el doctor Francisco Lopez-Jimenez, de la Clínica Mayo de Rochester, Minnesota, y que no participó del estudio. Comentó que los consumidores de gaseosa dietética son más propensos a excederse con las comidas.

"Lo más importante para los que consumen gran cantidad de gaseosa, dietética o no, sería la relación con la obesidad", agregó Lopez-Jimenez.

El estudio no justifica la recomendación de evitar esas bebidas, pero aseguró que muestra claramente que el consumo de las versiones dietéticas no promueve el descenso de peso.