Las mujeres embarazadas deberían consultar con sus médicos antes de viajar a Brasil, de acuerdo con una advertencia ofrecida por el Ministerio de Salud del país carioca ante la ola de casos del virus zika, una enfermedad tropical transmitida por mosquitos y que ha sido relacionada con un aumento en el nacimiento de bebés con microcefalia.

El Ministerio de Salud de Brasil también señaló que, aparte de esta recomendación, no había ninguna otra restricción para ingresar al país debido al zika.

Sin embargo, la medida coincide con una alerta de viajes emitida por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), que han pedido a las mujeres embarazadas no viajar a las zonas donde hay riesgo de transmisión del zika. Además de Brasil, la alerta de viajes se aplica a Colombia, El Salvador, Guyana Francesa, Guatemala, Haití, Honduras, Martinica, México, Panamá, Paraguay, Surinam, Venezuela y Puerto Rico.

Adicionalmente, el gobierno brasileño transmite una campaña informativa en la que recomienda el uso de insecticidas y prendas de manga larga para evitar las picaduras de mosquitos.

Hasta diciembre de 2015 se habían reportado en Brasil 1.761 casos de bebés nacidos con cerebros inusualmente pequeños, o microcefalia, de acuerdo con un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS).