Un proyecto de investigación de North Carolina State University y de University of North Carolina apunta a poder reemplazar en el futuro el uso de las inyecciones de insulina con parches.

El doctor Zhen Gu, profesor del Departamento Conjunto de Ingeniería Biomédica de ambas universidades, adelantó que el parche se probó con éxito en ratones y otros animales. El resultado de esos experimentos se publicó recientemente en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

"Básicamente, desarrollamos un parche de insulina inteligente, que detecta el nivel de glucosa en sangre y libera insulina en el momento adecuado cuando ese valor aumenta. Y la administración es bastante rápida", explicó.

"Mientras la glucosa recupera su nivel normal, disminuye la cantidad de insulina que libera el parche o, directamente, deja de liberarla. Este parche no es inteligente solamente, sino también indoloro", precisó Gu.

Con este avance, las inyecciones y las bombas de insulina podrían convertirse en elementos del pasado para los 21 millones de estadounidenses con diabetes y los más de 387 millones de diabéticos en el mundo.

El equipo de Gu encontró la manera de incorporar más de 100 microagujas en un parche más pequeño que una moneda de 10 centavos de dólar. Cada microaguja contiene insulina y enzimas que detectan cuándo cambia el nivel de glucosa en sangre.

"Básicamente, diseñamos un material de polímeros sensible a las variaciones del azúcar en la sangre", dijo Gu.

"Imitamos la función de las células beta o de sus vesículas internas para activar el dispositivo cuando aumenta la glucosa en sangre y, así, liberar la insulina rápidamente", agregó.

El parche dura nueve horas, según revelaron los resultados del último estudio, pero Gu espera poder diseñarlo para que dure varios días.

Con esto, para Gu, disminuirá el error humano en el uso de la insulina inyectable, tanto en el sitio de la aplicación como en la cantidad utilizada.

"Estamos trabajando con nuestros colaboradores y haciendo pruebas con animales, como cerdos miniatura. Si estas pruebas son exitosas, pasaremos inmediatamente a los ensayos con seres humanos", adelantó Gu.