Datos de 17 países del continente americano, entre ellos Estados Unidos, Canadá y Chile, muestran que estas naciones podrían haber eliminado la transmisión de madre a hijo del VIH y la sífilis, dijo el lunes la Organización Mundial de la Salud de Naciones Unidas, a propósito de celebrarse el Día Mundial de la Lucha contra el Sida.

Los países lograron reducir la transmisión de madre a hijo del VIH al mejorar el acceso de las mujeres embarazadas a la atención prenatal, pruebas del VIH y el tratamiento antirretroviral, dijeron la Organización Mundial de la Salud (OMS) y su brazo regional en el continente americano, la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Los 17 países y territorios, incluyendo varias islas del Caribe, reportaron "datos coherentes con una doble eliminación" del VIH y la sífilis, si bien los nacimientos en esos lugares representan alrededor de un tercio de todos los nacimientos en la región, dijo la OPS/OMS.

"Los países de América han hecho enormes esfuerzos por reducir la transmisión de madre a hijo del VIH, recortando las nuevas infecciones a la mitad desde el 2010", dijo en un comunicado Carissa Etienne, directora de la OPS/OMS.

La OPS/OMS considera que un país ha eliminado la transmisión de madre a hijo de las dos enfermedades después de un proceso de validación que examina si se han cumplido estos objetivos.

En junio, Cuba se convirtió en el primer país del mundo en recibir la validación de la OMS señalando que eliminó la transmisión de madre a hijo del VIH y de la sífilis.

Sin embargo, en el continente americano 2.500 niños nacieron el año pasado con el VIH, el virus que causa el sida, de acuerdo con datos de la misma organización.

Garantizar que las mujeres embarazadas reciban las pruebas del VIH y el tratamiento antirretroviral si dan positivo es clave para prevenir la transmisión de madre a hijo.

Si se las dejara sin tratamiento, las mujeres contagiadas tienen una posibilidad de 15% a 45% de transmitir el virus a sus bebés durante el embarazo, el nacimiento y la lactancia, dijo OPS/OMS.

Alrededor de dos millones de personas en América Latina y el Caribe viven con VIH y hubo alrededor de 100.000 nuevas infecciones con VIH en la región el año pasado. La mayoría se produjo en adultos, principalmente en hombres homosexuales, mujeres transgénero y trabajadores del sexo y sus clientes, dijeron la OPS/OMS.

Alrededor del 30% de las personas que viven con VIH en América Latina y el Caribe no saben que son VIH positivo.

"Si queremos terminar con el VIH para el 2030, necesitamos acelerar la acción para la prevención y el acceso al tratamiento, enfocándonos en poblaciones clave e incrementando la inversión y los recursos", dijo Marcos Espinal, titular del departamento de enfermedades transmisibles de la OPS/OMS.