Dos tercios de la población mundial menor de 50 años tiene herpes, y la gran mayoría de ellos la sufre del tipo que causa úlceras en la boca, dijo el miércoles la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Más de 3.700 millones de personas menores de 50 años sufren el virus del herpes simple tipo 1 (HSV-1), usualmente tras contraerlo en la niñez, según el estudio de la OMS, el cual fue publicado en PLoS ONE.

A esa cifra se suman 417 millones de personas entre 15 y 49 años que tienen la otra variante de la enfermedad, HSV-2, y que causa herpes genital.

HSV-1 normalmente causa úlceras más que infecciones genitales, pero se está convirtiendo cada vez más en una fuente de infecciones genitales, especialmente en países ricos.

La situación ocurre porque una mejor higiene en los países ricos ha bajado las tasas de infección con HSV-1 en la niñez, dejando a los jóvenes más expuestos a contraerlo a través del sexo oral cuando inician una vida sexual activa.

Por otro lado, la variante HSV-2 puede incrementar el riesgo de contraer y contagiar el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), que causa el sida, aunque es poco lo que se sabe de este vínculo. También se conoce que puede provocar otras complicaciones graves como la encefalitis.

"Realmente necesitamos acelerar el desarrollo de vacunas contra el virus del herpes simple, y si se diseña un vacuna que además de prevenir el HSV-2 también prevenga el HSV-1, tendría beneficios muy amplios", dijo Sami Gottlieb, un funcionario médico de la OMS.