Estados Unidos detectó una infección con hongos grave y a veces fatal en al menos 13 personas hospitalizadas en el país desde mediados de 2013, dijeron el viernes los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés).

La agencia citó preocupaciones de que el hongo, llamado Candida auris, está emergiendo a nivel mundial y que a menudo es resistente a los medicamentos fungicidas.

Se reportaron siete casos ocurridos entre mayo de 2013 y agosto de 2016, que involucraron a pacientes con condiciones médicas previas graves en Nueva York, Illinois, Maryland y Nueva Jersey.

Cuatro de esos pacientes murieron, pero no está claro si sus decesos estuvieron relacionados con el hongo, sostuvieron los CDC.

"Necesitamos actuar ahora para entender mejor, contener y detener la propagación de este hongo resistente a los fármacos", comentó el director de los CDC, Tom Frieden, en un comunicado. "Esta es una amenaza emergente y necesitamos proteger a los pacientes vulnerables y a otros", agregó.