NUEVA YORK - Un análisis reveló que la cinta terapéutica reduce el dolor muscular crónico, pero no supera al resto de los métodos analgésicos.

La cinta, conocida como Kinesio, se puede ver sobre la piel de atletas de alto rendimiento y se utiliza para reducir el dolor y promover la curación porque mejora la circulación sanguínea a los tejidos, según publican los autores en British Journal of Sports Medicine.

El coautor Edwin Choon Wyn Lim explicó vía e-mail que, tras revisar la literatura médica, hallaron que la cinta aliviaría el dolor, por lo menos en el corto plazo, versus una terapia placebo o combinada con el tratamiento habitual.

"Pero existe evidencia insuficiente que sugiere que la cinta Kinesio alivia el dolor si se la compara con otros enfoques terapéuticos", dijo Lim, fisioterapeuta del Hospital General de Singapur.

Los autores combinaron los datos de 17 ensayos clínicos sobre el uso de la cinta Kinesio para aliviar el dolor que duraron más de cuatro semanas. El análisis incluyó a 416 pacientes que utilizaron la cinta y a 406 que no la utilizaron.

El equipo detectó que la cinta aliviaba el dolor versus una cinta placebo u otras técnicas de atención mínimas, pero que no reducía la discapacidad que causaba el dolor. Pero la cinta no era más efectiva que los tratamientos analgésicos y de rehabilitación habituales, como la fisioterapia o el ejercicio.

El estudio cuenta con algunas limitaciones, como el uso de distintas técnicas de colocación de la cinta o la cantidad de tratamientos. La revisión tampoco pudo determinar si la efectividad del la cinta depende de ciertas condiciones.

Lim explicó que cualquier persona con lesiones musculoesqueléticas debería consultar al médico antes de utilizar la cinta y, "luego, si el profesional lo indica, recurrir a un especialista certificado en el uso de la cinta".

Agregó que se necesitan más estudios para conocer el mecanismo detrás de algún efecto potencial.

"Los autores intentaron demostrar los resultados y las conclusiones reales, y probaron que existen algunos efectos asociados con el dolor, pequeños, pero los hay", dijo Thiago Vilela Lemos, fisioterapeuta de la Universidad Estatal de Goias, Brasil, y que no participó del estudio. Consideró que los próximos estudios deberían tener en cuenta que la cinta se suele utilizar junto con otras terapias.

Kenzo Kase, que desarrolló el Método Kinesio para colocar la cinta en los años 70, respondió vía e-mail que el producto actúa al ejercer una presión negativa en la piel, lo que favorece el flujo linfático y la circulación sanguínea.

"Es útil para aliviar la inflamación y reducir los moretones en las primeras etapas de la recuperación de una lesión o una cirugía, y para la estabilidad y el refuerzo muscular durante la rehabilitación, como así también para acelerar la recuperación", finalizó Kase, que practica la quiropraxia en Japón.