El parto de los embarazos gemelares tiene que ser en el momento adecuado, según un estudio publicado en la revista BMJ.

El embarazo normal dura 40 semanas, pero los gemelos a menudo nacen varias semanas antes por el riesgo de muerte fetal, que es 13 veces mayor que el de los bebés únicos cuando comparten la placenta o cinco veces más alto si las placentas están separadas.

Los autores aseguran que los gemelos necesitan nacer a las 37 semanas para minimizar el riesgo de muerte fetal y neonatal. No hay evidencia, según aseguran, que respalde el parto de rutina en esos casos anteriores a las 36 semanas.

"Lo aconsejable es continuar el embarazo mientras el riesgo de muerte fetal sea menor que el riesgo de muerte neonatal por el parto", dijo la autora principal del estudio, la doctora Shakila Thangaratinam, de la Universidad Queen Mary, Londres.

El Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos (ACOG, por su nombre en inglés) recomienda el parto entre las 34 y 37 semanas de gestación cuando los gemelos comparten la placenta y a las 38 semanas en el resto de los casos. Otras entidades médicas aconsejan el parto cerca de las 39 semanas cuando los bebés no comparten la placenta.

Los autores revisaron 32 estudios publicados en la última década sobre un total de 35.171 embarazos gemelares. En 5.486 casos, los fetos compartían la placenta.

Con dos placentas, el riesgo de muerte fetal al prolongar el término del embarazo y el riesgo de muerte asociado con el parto prematuro eran los mismos hasta las 37 semanas. Pero el parto a las 38 semanas provocó 8,8 muertes por cada 1.000 nacidos vivos debido a un aumento de las muertes fetales.

Cuando los gemelos compartían la placenta, el riesgo de muerte fetal parecía mayor que el riesgo de muerte neonatal más allá de las 36 semanas de gestación.

Es muy pronto para saber si los resultados influirán en la decisión médica de un parto gemelar, según el doctor Joseph Wax, de la Facultad de Medicina de Tufts University, Boston, y del Centro Médico de Maine, en Portland. Wax preside la Comisión de Práctica Obstétrica de la ACOG.