NUEVA YORK - Una vacuna viva recombinante contra la chikungunya, derivada de la modificación del virus del sarampión, demostró ser segura e inducir una respuesta inmunológica positiva en los voluntarios saludables que participaron de un estudio de Austria.

Los autores  del estudio esperan que la vacuna esté disponibles para adultos y niños en los próximos cuatro a seis años, según explicó por correo electrónico el doctor Erich Tauber, CEO de Themis Bioscience.

La fiebre chikungunya es una infección que transmiten los mosquitos y provoca artritis crónica. Aparece con brotes en las zonas tropicales, pero se está convirtiendo en una amenaza mundial por los viajes y el calentamiento global. Aún no tiene cura, según publica el equipo en Lancet Infectious Diseases.

La vacuna experimental se diseñó con los genes del virus chikungunya en la cepa Schwartz de la vacuna antisarampión. Entre el 2 de noviembre del 2013 y el 5 de febrero del 2014, los autores reclutaron 42 adultos sanos de Viena, de entre 18 y 45 años.

A 12 voluntarios les aplicaron una dosis baja, media o alta de la vacuna experimental, mientras que seis participantes recibieron la vacuna contra el sarampión, la paperas y la rubeola (Priorix). A los 28 o 90 días, se les administró una dosis de refuerzo.

El grupo al que se le había aplicado el refuerzo el día 28, recibió una dosis de placebo (solución salina) el día 90 y viceversa. El equipo obtuvo muestras de sangre para realizar la titulación de los anticuerpos con pruebas de neutralización por reducción en placas (PRNT, por sus siglas en inglés) antes de cada dosis, el día 56 y a los 30 días de la última dosis.

A la media geométrica de la titulación (GMT, por su nombre en inglés) de 10 o más se la consideró protectora contra el virus chikunguña. También se realizó la titulación de los anticuerpos del sarampión para evaluar el efecto de los anticuerpos preexistentes en la inmunidad contra el chikunguña.

Los voluntarios anotaron los efectos adversos durante dos semanas.

Tras la primera dosis de la vacuna experimental, las tasas de seroconversión con las dosis baja, media y alta fueron, respectivamente, del 44, 92 y 90 por ciento y alcanzaron el 100 por ciento en los tres grupos con la dosis de refuerzo.

Las GMT aumentaron significativamente con las dosis media y alta versus la dosis baja. La preexistencia de anticuerpos contra el sarampión no alteró la respuesta inmunológica.

Seis voluntarios tuvieron efectos adversos, como cefaleas, dolor musculoesquelético, nasofaringitis y reacción en el sitio de la inyección, que fueron comunes con la dosis alta de la vacuna experimental.

"La dosis media habría obtenido la mejor relación inmunogenicidad-tolerabilidad", publica el equipo.

El virus chikungunya se disemina rápido con altas tasas de ataque, como explicó por correo electrónico el doctor Suresh Mahalingam de la Universidad Griffith en Queensland en Australia, y autor de un editorial sobre el estudio. Señaló que los bebés, los adultos mayores y los turistas que viajan a regiones endémicas son especialmente vulnerables y la mayoría necesitaría la vacuna.

Themis Bioscience GmBH, que emplea a tres coautores, financió el estudio.