Un salmón producido por la compañía AquaBounty Technologies se convirtió en el primer animal genéticamente modificado que recibe la aprobación para consumo humano en Estados Unidos, un anuncio que abre el camino a otras decisiones similares.

El alimento lleva el nombre de Salmón AquAdvantadge. La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) dijo el jueves que el salmón atlántico genéticamente modificado es tan nutritivo como el criado en piscifactorías y que es seguro para el consumo.

"AquaBounty desarrolló una forma de salmón que se cría más rápidamente y es mucho más eficiente en la conversión de alimento en proteína, comparado con el salmón convencional", afirmó Helen Sang, investigadora de la Universidad de Edimburgo.

La aprobación fue otorgada con la condición de que el salmón sea criado exclusivamente en dos tanques específicos ubicados en Canadá y Panamá, pero no en Estados Unidos.

De acuerdo con la FDA, la producción de este salmón se hace bajo estrictas medidas de seguridad para garantizar que no afectará al medio ambiente. Así, por ejemplo, el salmón AquAdvantadge ha sido diseñado para ser reproductivamente estéril, por lo que aún en el supuesto de que llegase a escapar, no podría establecer sus propias poblaciones de manera silvestre, ni podría cruzarse con otras especies convencionales de salmón.

La agencia federal también ha emitido una serie de recomendaciones para el etiquetado voluntario de alimentos provenientes de fuentes genéticamente modificadas, de modo que los consumidores puedan estar informados acerca de su valor nutricional.