GINEBRA- El virus de Zika podría expandirse a África, Asia y el sur de Europa, dijo el martes la Organización Mundial de la Salud (OMS), mientras la farmacéutica francesa Sanofi SA y otras se suman a la carrera para crear una vacuna.

La OMS dijo que lanzó una unidad de respuesta mundial para combatir al virus que propaga un mosquito, un día después de que la agencia de Naciones Unidas, que tiene su sede en Ginebra, declaró una emergencia sanitaria internacional por el Zika, que se asocia a la microcefalia en recién nacidos en Brasil.

"Necesitamos establecer lugares de vigilancia en países de ingresos bajos y medios, para que podamos detectar cualquier cambio de patrones en la microcefalia en etapas tempranas", dijo Anthony Costello, director del Departamento de Salud de la Madre, el Recién Nacido, el Niño y el Adolescente de la OMS.

Se podrían establecer de 20 a 30 sitios en el mundo, principalmente en países pobres que no tienen un sistema de salud robusto. La Organización Panamericana de la Salud dijo que el Zika ya está en 26 países y territorios en América.

El zika es transmitido por el mosquito Aedes aegypti y no hay vacuna ni tratamiento para enfrentarlo.

En busca de una vacuna

El anuncio de Sanofi marca el compromiso más decidido de un gran fabricante de vacunas para combatir al Zika. La empresa dijo que su división de vacunas usará su experiencia en el desarrollo de productos para prevenir virus similares como el de la fiebre amarilla, la encefalitis japonesa y el dengue.

Pequeñas empresas de biotecnología e instituciones académicas tienen planes para desarrollar una vacuna contra el Zika, y GlaxoSmithKline PLC ha dicho que está terminando los estudios de factibilidad para ver si su tecnología de vacunas sirve. Otras firmas también se unieron al esfuerzo el martes.

El fabricante de medicamentos NewLink Genetics Corp. , que está elaborando una vacuna contra el ébola con Merck, dijo que había iniciado un proyecto para buscar opciones de tratamiento para el zika.

Por su parte, la OMS tambi´n hizo un llamado a un desarrollo urgente de mejores pruebas para detectar el virus en mujeres embarazadas y recién nacidos.

La nueva unidad de respuesta global actuará con las acciones aprendidas en la lucha contra el ébola en África Occidental, dijo Costello.

"La razón por la que es una preocupación global es que tememos que esto también pueda extenderse a otras áreas del mundo donde la población podría no ser inmune", dijo Costello el martes en una conferencia de prensa en Ginebra.

La oficina de la OMS en el Sudeste Asiático emitió un comunicado instando a los países de la región a "fortalecer la vigilancia y tomar medidas preventivas contra la enfermedad del virus de Zika".