La pérdida visual por una lesión macular después de la fiebre del dengue es más común que lo pensado, de acuerdo con un nuevo estudio pequeño.

"Es la primera vez que se reporta la neuroretinopatía macular aguda después de la fiebre del dengue", dijo el autor principal, doctor Fen Weng, del Centro Oftalmológico Zhongshan, Universidad de Sun Yat-Sen, Guangzhou, China.

"Mientras que los cambios que causa la maculopatía son reversibles, la neuroretinopatía provoca escotomas centrales o paracentrales permanentes", agregó.

El estudio incluyó a nueve pacientes derivados por maculopatía asociada con la infección durante el brote de dengue en China entre agosto y septiembre del 2014. De ellos, cinco desarrollaron neuroretinopatía macular aguda, mientras que cuatro tenían afectación bilateral, según publica el equipo en JAMA Ophthalmology.

Cinco de los nueve pacientes padecían escotoma persistente, o puntos ciegos en la vista, debido a la neuroretinopatía macular aguda (NMA) en la capa fotosensible interna de la mácula.

El diagnóstico de la fiebre del dengue se confirmó mediante reacción en cadena de la polimerasa (PCR) o serología. Los síntomas iniciales de la maculopatía fueron visión borrosa, partículas flotantes en el campo visual, déficits en la visión de cerca, así como alteración en la forma y el tamaño de los objetos.

Los síntomas oculares aparecieron entre los tres y siete días posteriores a la aparición de la enfermedad sistémica. Además de los signos de la maculopatía, la NMA causó escotomas centrales o paracentrales.

A un paciente se le recetaron esteroides de uso oral para el edema de papila, pero no respondió al tratamiento, mientras que en el resto de utilizó un enfoque conservador. En los seis meses que duró el seguimiento, el equipo detectó la desaparición de la maculopatía y una mejoría parcial de la visión, aunque los escotomas se mantuvieron en todos los casos.

Los autores desconocían la prevalencia de la maculopatía por fiebre del dengue porque sólo habían tratado a pacientes derivados por enfermedad ocular grave. Weng citó un estudio previo, en el que los autores habían detectado maculopatía en el 10 por ciento de los pacientes internados por fiebre del dengue.