Un estudio sugiere que la fisioterapia sería tan efectiva como la cirugía para aliviar los síntomas de estenosis lumbar, una causa frecuente de lesión nerviosa y dolor de cintura en los adultos mayores.

"La cirugía es más riesgosa, con un 15 por ciento de complicaciones potencialmente fatales en la mitad de los casos", dijo el doctor Anthony Delitto, jefe de fisioterapia de la Facultad de Ciencias de la Salud y la Rehabilitación de la Universidad de Pittsburgh. "La fisioterapia no es un procedimiento con riesgo vital".

La estenosis lumbar, que es la compresión de los espacios abiertos de la columna baja, provoca pinzamientos de los nervios, hormigueo, debilidad y entumecimiento en la espalda y las piernas. Es cada vez más común con la edad y la Academia Estadounidense de Cirujanos Ortopédicos calcula que 2,4 millones de estadounidenses la padecerá en el 2021.

El equipo de Delitto analizó si la fisioterapia, que es más segura que la cirugía, también sería tan efectiva para aliviar los síntomas. En el período 2000-2005, 481 pacientes con una cirugía programada expresaron el consentimiento para participar en un estudio aleatorizado con fisioterapia. Solo 169 pacientes aceptaron participar en el experimento: 87 ingresaron al quirófano y 82 recibieron fisioterapia.

Todos tenían 50 años o más y tenían que poder caminar por lo menos 400 metros sin dificultad. No tenían que tener otras enfermedades, como demencia, enfermedad vascular grave, cáncer o infarto previo.

La mayoría eran sedentarios o algo activos, y tenían obesidad. El grupo operado era algo más joven (67 años en promedio) que el grupo tratado con fisioterapia (70 años), que concurrieron a dos sesiones por semana, durante seis semanas. Los participantes podían optar por la fisioterapia en lugar de la cirugía durante el estudio y en dos años lo hizo el 57 por ciento (47 participantes).

A los dos años, ambos grupos lograron sentir el mismo alivio del dolor y otros síntomas. "El estudio demuestra que la cirugía y la fisioterapia son opciones razonables; el paciente que opte por cualquiera de esos dos caminos llegará al mismo lugar en uno o dos años", dijo el doctor Jeffrey Katz, director del Centro de Ortopedia y Artritis para la Investigación de Resultados del Hospital de Brigham y las Mujeres de Boston.

Katz, que publica un editorial sobre el estudio en Annals of Internal Medicine, consideró que la cirugía aún tiene su lugar en el manejo de la estenosis lumbar. Aunque aseguró que no hay riesgo si primero se utiliza la fisioterapia.

Dado que tantos participantes optaron por quedar fuera del estudio y muchos participantes asignados al azar a la fisioterapia pidieron operarse, el doctor James Weinstein, director ejecutivo del sistema de salud de Dartmouth-Hitchcock que no participó del estudio, aseguró que se necesita un estudio con más pacientes para obtener una idea completa de los beneficios relativos de cada opción.

Aun así, "la cirugía debería ser la última opción", dijo Weinstein, que lideró un estudio publicado en el 2008 en New England Journal of Medicine en el que la cirugía había sido más efectiva que las técnicas no quirúrgicas para aliviar los síntomas.