La tuberculosis se acercó por primera vez al VIH/sida como principal causa de muerte por enfermedades infecciosas, dijo la Organización Mundial de la Salud (OMS) en un reporte publicado el miércoles.

El estudio determinó que 1,1 millones de personas fallecieron por tuberculosis durante 2014. Durante el mismo período, el VIH/sida causó la muerte de 1,2 millones de personas a nivel global, incluyendo a 400.000 que padecían tanto el VIH como tuberculosis.

Mario Raviglione, director del programa de tuberculosis de la OMS, dijo que el informe refleja una mejora en el acceso al tratamiento por VIH/sida en la última década, lo que ha ayudado a mucha gente a sobrevivir a su enfermedad. Sin embargo, también muestra disparidad en el financiamiento para combatir ambas enfermedades.

"La buena noticia es que la intervención por tuberculosis ha salvado cerca de 43 millones de vidas desde el 2000", pero dado que la mayoría de los casos de tuberculosis pueden ser tratados exitosamente, la tasa de mortalidad ha permanecido "inaceptablemente alta", comentó Raviglione en una entrevista telefónica.

El informe contiene datos de 205 países y territorios sobre todos los aspectos de la tuberculosis, incluyendo variaciones resistentes a los fármacos, investigación y desarrollo y financiamiento.

De acuerdo con el reporte, en 2014 se informó a la OMS de 6 millones de nuevos casos de tuberculosis, un número menor a las 9,6 millones de personas que habrían contraído la enfermedad en 2013.

Grania Brigden, directora interina de la organización Médicos Sin Fronteras, señaló que el informe debería ser "un llamado respecto a que aún hay mucho trabajo por hacer para reducir el peso de esta enfermedad antiquísima, pero curable".

La disparidad del financiamiento para combatir ambas dolencias es un tema clave, sostuvo Raviglione.

El financiamiento internacional para la lucha contra el VIH/sida es 10 veces mayor que para la tuberculosis, con 8 millones de dólares para intervenciones contra VIH/sida y solo 800.000 dólares gastados en tratamientos contra la tuberculosis, destacó el experto.