Cada $1.300 que la ciudad de Nueva York invirtió en el 2015 en ciclovías aportaron beneficios equivalentes a un año de vida saludable de su población, de acuerdo con un estudio económico.

Esa es una recuperación de la inversión superior a la que proporcionan los tratamientos médicos, que cuestan $129.000 por un año de vida ajustado por calidad (AVAC), según dijo el coautor, doctor Babak Mohit, de la Escuela Mailman de Salud Pública de Columbia University, Nueva York.

Indicó que la mayor inversión en salud pública, las vacunas, demandan $100  por AVAC.

Nueva York construyó 73 kilómetros de ciclovías en el 2015 con unos $8 millones, lo que elevó un 9 por ciento la posibilidad de que los residentes utilizaran la bicicleta.

Los autores estimaron los costos directos e indirectos y los beneficios para una población de 8,5 millones y hallaron que las ciclovías generaron un costo adicional de $2,79  y una ganancia de 0,0022 AVAC por persona, según publican en Injury Prevention.

"El costo por AVAC es de $1.300, algo más que el de las vacunas, pero mucho menos que la mayoría de las intervenciones de salud", dijo Mohit.

"Vemos cada vez más que las intervenciones sociales no están clínicamente asociadas, pero poseen un efecto extremadamente positivo porque nos suman años de vida", agregó.

Mohit dijo que las ciclovías favorecen el uso recreativo y como transporte.

Los resultados se aplican a Nueva York, pero en algunas ciudades europeas hay ciclovías en casi todas las calles y los investigadores siguen descubriendo nuevos beneficios asociados con el aumento de esas sendas en los caminos rurales.

Para Anne Lusk, de la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de Harvard, Boston, y que no participó del estudio, el equipo no diferenció entre ciclovías, carriles para ciclistas, caminos compartidos y otro tipo de caminos o pistas para andar en bicicleta.