Los ácidos grasos omega 3, que se ingieren al consumir pescado y suplementos, están asociados con una disminución de las probabilidades de padecer enfermedad cardíaca, aun en las personas en riesgo debido a un elevado nivel de grasas o colesterol "malo" en sangre, de acuerdo con una revisión de la literatura médica.

La Asociación Estadounidense del Corazón recomienda comer por lo menos dos porciones de pescado por semana y tener en cuenta a los suplementos con omega 3 cuando eso no sea viable. Estudios previos habían asociado los omega 3 con una disminución del riesgo de padecer arritmia y una reducción de las grasas en sangre, la formación de placa en las arterias y los valores de presión.

Un equipo revisó los estudios disponibles sobre dos omega 3: el ácido eicosapentaenoico (EPA, por su nombre en inglés) y el ácido docosahexaenoico (DHA, en inglés). El consumo de omega 3 a través de los alimentos y los suplementos estuvo asociado con un 16 por ciento menos de riesgo de padecer enfermedad cardíaca en las personas con triglicéridos (grasas) elevados en sangre y un 14 por ciento menos de riesgo en las personas con colesterol LDL o "malo" elevado.

"La evidencia acumulada respalda los beneficios del EPA y el DHA contra la coronariopatía, con una asociación más robusta en aquellos que se mejorarían con el uso del EPA y el DHA, como las personas con los triglicéridos y el colesterol LDL elevados", dijo la autora principal, Dominik Alexander, del Instituto EpidStat, con sedes en Seattle (Washington) y Ann Arbor (Michigan).

El equipo analizó los datos de 18 ensayos clínicos en los que, al azar, 93.000 personas consumieron ciertas dosis de esos nutrientes. Los ácidos omega 3 disminuyeron un 6 por ciento el riesgo de desarrollar cardiopatías, un valor muy bajo como para descartar el azar.

La revisión incluyó los resultados de otros 17 estudios publicados sobre un total de 732.000 personas a las que los autores monitorearon durante períodos prolongados con la alimentación habitual. El consumo de Omega 3 redujo un 18 por ciento el riesgo de padecer enfermedad cardíaca.

La Organización Mundial para los Omega 3 EPA y DHA (GOED, por su sigla en inglés), un grupo de promoción que incluye a productores y vendedores de suplementos dietarios con omega 3, financió el estudio. Varios coautores fueron consultores de los productores de los suplementos con omega 3.

Los resultados del estudio de casi un millón de pacientes sugiere que muchas personas se beneficiarían si refuerzan el consumo de omega 3 a través del consumo de pescado o suplementos, según comentó el doctor Chip Lavie, de la Escuela de Medicina Ochsner-Facultad de Medicina de la Universidad de Queensland, Australia, y autor principal de una editorial.

Dijo que muy pocas personas de Estados Unidos y otros países con una dieta occidental rica en carne y papa consumen suficiente cantidad de pescado, de modo que necesitarían de los suplementos para alcanzar los 1000 mg/día de EPA y DHA recomendados.