NUEVA YORK - Más de la mitad de los recién nacidos no recibe leche materna en las primeras horas de vida y quedan expuestos al riesgo de enfermar o morir, según informó UNICEF, destacando que África Subsahariana es un área de preocupación.

La lactancia en la primera hora de vida transfiere a los bebés nutrientes y anticuerpos clave que los protegen, además de favorecer el contacto con la piel de sus madres. Unicef precisó que retrasar la lactancia entre dos y 23 horas después del parto eleva un 40 por ciento el riesgo de muerte neonatal, mientras que demorarla 24 horas o más lo hace un 80 por ciento.

Estudios muestran que la mitad de los menores de cinco años que mueren en el mundo son recién nacidos.

UNICEF, que promueve la lactancia materna temprana, estima que, cada año, 77 millones de bebés no reciben leche materna en la primera hora de vida en el mundo. Anualmente nacen unos 130 millones de bebés.

"La lactancia es la primera vacuna del bebé, la primera y mejor protección contra todas las enfermedades", dijo France Bégin, conseja de nutrición de UNICEF. "Prolongar la espera del primer contacto externo del bebé con su madre reduce las chances de supervivencia, afecta la producción de leche en la madre y reduce la posibilidad de iniciar la lactancia exclusiva", detalló.

La promoción de la lactancia temprana ha sido lenta, en especial en África Subsahariana, donde la mortalidad en los menores de cinco años es alta, de acuerdo con UNICEF.

La lactancia temprana creció a un 60 por ciento en el 2015 desde un 51 por ciento en el 2000 en África oriental y del sur, mientras que se mantuvo estable en África occidental y central.

En el sur de Asia, la lactancia temprana se triplicó desde el 2000, pero UNICEF estima que hay 21 millones de recién nacidos que cada año no reciben leche materna en la primera hora de vida.

Los obstáculos, según la organización de Naciones Unidas, incluyen que médicos, enfermeros y matronas que atienden los partos en Oriente Medio, África del Norte y el sur de Asia tienden a promover menos la lactancia temprana que las personas o los familiares sin entrenamiento que asisten en los nacimientos.

UNICEF señala que es costumbre en algunos países alimentar a los bebés con fórmula infantil, leche de vaca o agua azucarada en los tres primeros días de vida.

Si todos los bebés solo recibieran leche materna durante los seis primeros meses de vida, UNICEF calcula que cada año se salvarían más de 800.000 vidas.

En el mundo, la lactancia materna exclusiva alcanza al 43 por ciento de los menores de seis meses de edad. Los que crecen con otro alimento tienen 14 veces más probabilidades de morir que los que sólo reciben leche materna, según informó UNICEF con motivo del inicio de la Semana Mundial de la Lactancia, que se conmemora la primera semana de agosto en 170 países.

 

 

La Fundación Thomson Reuters es una rama de Thomson Reuters que cubre noticias sobre temas humanitarios, de género, corrupción y cambio climático. Visite news.trust.org.