WASHINGTON - Una enorme mayoría de estadounidenses está a favor de la vacunación obligatoria para niños, mostró el martes una encuesta de Reuters/Ipsos, en momentos en que algunos legisladores republicanos expresaron temor de que las vacunas causen autismo.

Un 78 por ciento de quienes respondieron la encuesta online dijeron que todos los niños deberían recibir vacunas a menos que exista un riesgo directo a su salud.

Solo un 13 por ciento se opuso a la vacunación.

"Los números son abrumadoramente a favor de la vacunación con una consistente minoría en contra", dijo Julia Clarke, encuestadora de Ipsos.

El senador republicano Rand Paul, un oftalmólogo y potencial candidato presidencial para las elecciones del 2016, retomó este mes una larga polémica sobre la vacunación al decir que había escuchado de casos en que las vacunas causaron trastornos mentales.

El gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, otro posible aspirante republicano, dijo que los padres necesitaban un "equilibrio para decidir". Pero su portavoz aclaró después que el gobernador creía que los niños deberían ser vacunados contra el sarampión.

La enfermedad había sido declarada como eliminada en Estados Unidos en el 2000, pero un brote de sarampión que comenzó en California en diciembre llevó la atención hacia un movimiento anti vacunación basado en mayor parte en ese estado y el la costa noroeste.

Las teorías de una relación entre la vacunación y el autismo llevaron a algunos padres a rechazar que sus hijos fueran vacunados, incluso después de que las teorías fueron desacreditadas.

La encuesta de Reuters-Ipsos mostró que el número de personas opuestas a la vacunación era significativamente más alto en la zona oeste del país, en un 17 por ciento, que en otras partes.

"Tiene que ver con que el movimiento anti vacunación posiblemente se originó allí como un epicentro", dijo Clarke.

Las personas de más edad son claramente más partidarias de la vacunación que los jóvenes, mostró la encuesta.

Al ser consultados si se debería permitir a los padres elegir si vacunar a no a sus hijos, un 38 por ciento apoyó la idea contra un 44 por ciento que se opuso.

La encuesta se realizó a 6.012 estadounidenses mayores de 18 años entrevistados por internet entre el 4 y el 23 de febrero.

La precisión de las encuestas online de Reuters/Ipsos se mide usando un intervalo de credibilidad. En este caso, hay un intervalo de credibilidad de +/- 1,4 puntos porcentuales.