GINEBRA- La Organización Mundial de la Salud (OMS) aconsejó el martes a las embarazadas que no viajen a zonas con brotes activos del virus del Zika por el riesgo de defectos de nacimientos en los bebés.

La OMS dijo que la transmisión sexual es "relativamente común" y que los servicios sanitarios en zonas afectadas deberían estar preparados para posibles aumentos de casos de síndromes neurológicos como la microcefalia y malformaciones congénitas.

"Las mujeres embarazadas cuyos compañeros sexuales vivan o viajen a zonas con brotes del virus de Zika deberían garantizar prácticas sexuales seguras o abstenerse de practicar sexo mientras dure su embarazo", señaló la OMS en un comunicado, basado en la asesoría de su Comité de Emergencia de expertos internacionales.

La relación entre el zika y los bebés nacidos con cabezas pequeñas y problemas de desarrollo, al igual que con el síndrome Guillain-Barré, que puede causar parálisis, no ha sido demostrada aún de forma científica, pero los estudios apuntan en esa dirección, agregó.

"Claramente, la infección del zika durante el embarazo producirá resultados muy malos", dijo la directora general de la OMS, Margaret Chan, en una conferencia de prensa. "Es importante que recomendemos fuertes medidas de salud pública y que no esperemos hasta tener una prueba definitiva".

David Heymann, que dirige el Comité de Emergencia de la OMS dijo sobre la recomendación que "los países tienen la responsabilidad de identificar y reportar los sitios donde hay brotes y donde no".

La OMS no recomendó restricciones generales de comercio o viaje, pero dijo que deberían evaluarse los mecanismos previstos en las Regulaciones Internacionales de Salud de la institución, incluidas recomendaciones de que los aeropuertos sean fumigados para eliminar a los mosquitos y sus lugares de crianza.

"Podemos esperar más casos y una mayor propagación geográfica", dijo Chan. "La transmisión sexual es más común que lo previamente asumido".