LONDRES - Reino Unido se convirtió formalmente el jueves en el primer país del mundo en autorizar un tratamiento de fecundación 'in vitro' diseñado para que nazcan bebés con participación de tres personas.

Los críticos han advertido de que se trata de un paso peligroso que puede llevar a la creación de bebés de diseño "genéticamente modificados".

La Autoridad de Fertilización y Embriología Humana del Reino Unido (HEFA) dio luz verde a un tratamiento conocido como transferencia mitocondrial, que doctores dicen que puede prevenir enfermedades incurables hereditarias.

El Parlamento británico había aprobado el año pasado un cambio de la ley para permitir el tratamiento, siempre y cuando estuviese listo y aprobado. La decisión de la HEFA permitirá que los primeros bebés concebidos con está técnica puedan nacer en Reino Unido en 2017.

El principal asesor científico del Gobierno, Mark Walport, aplaudió la decisión como "cuidadosa y considerada", que pone a Reino Unido al frente de los avances médicos.

La técnica interviene el proceso de fertilización para remover la mitocondria, que provee de energía a la célula y que si falla puede provocar problemas cardíacos, del hígado, neurológicos, ceguera y distrofia muscular.

El tratamiento está diseñado para ayudar a familias con enfermedades mitocondriales, condiciones incurables que se transmiten de la madre al hijo y que afectan a uno de cada 6.500 niños en el mundo.

Este año nació el primer y hasta ahora único bebe con transferencia de mitocondria, luego de que doctores de Estados Unidos ayudaron a una pareja jordana en una clínica en México con la nueva técnica.