Un método más personalizado para interpretar los análisis de sangre identificaría más cánceres de ovario que el enfoque habitual.

Un algoritmo para analizar los cambios de una proteína específica en sangre aumentó la eficacia para predecir el cáncer de ovario con respecto de la prueba tradicional, que incluye la detección de valores elevados de la proteína.

Los resultados son promisorios, pero el autor principal asegura que es demasiado pronto para aplicar este método. "Parece que podemos detectar más cánceres en más pacientes más tempranamente", dijo la doctora Usha Menon, del University College de Londres. "La próxima pregunta es si podremos salvarles la vida."

Los CDC de Estados Unidos estiman que en el 2011 se les diagnosticó la enfermedad a unas 20.600 mujeres y que 14.300 murieron por el cáncer. La Comisión Especial de Servicios Preventivos de Estados Unidos (USPSTF, por su nombre en inglés) no recomienda la pesquisa del cáncer ovárico porque "no demostró beneficios y puede provocar daños importantes".

El argumento es que el análisis de sangre para detectar un aumento de los valores de la proteína CA 125 o el ultrasonido para detectar anormalidades puede inducir a cirugías innecesarias para confirmar el diagnóstico. Un aumento de la CA-125 no siempre significa que una mujer tiene cáncer de ovario, según explica la comisión.

En lugar de aplicar un punto de corte para los valores de la CA-125, los autores del estudio, que se publicará en Journal of Clinical Oncology, utilizaron un algoritmo para analizar varios valores de la CA-125 y determinar si existe alguna variación inusual en más de 46.000 mujeres mayores de 50 a las que les hicieron controles anuales de la proteína CA-125.

Las organizaron en tres categorías de riesgo de acuerdo con el algoritmo: normal, intermedio y alto. El grupo con un nivel de riesgo normal continuó con los análisis anuales, mientras que a las mujeres con un nivel de riesgo intermedio se les volvió a hacer la pesquisa de CA-125 y a las mujeres de alto riesgo también se les hizo un ultrasonido transvaginal.

El algoritmo detectó el 86 por ciento de los cánceres, mientras que el análisis tradicional identificó apenas entre el 41 y el 48 por ciento de los casos.

"Es un avance alentador que todos esperamos que se traduzca en una reducción de la mortalidad", dijo el coautor, Steven Skates, investigador y especialista en bioestadísticas del Hospital General de Massachussetts y de la Facultad de Medicina de Harvard.

Consideró que no habría que modificar las conductas clínicas hasta que los investigadores publiquen la mortalidad asociada con el uso de este nuevo método de pesquisa. "Podría ocurrir que sirva para detectar cánceres más tempranamente, pero no lo suficiente como para disminuir la mortalidad", precisó Skates.