Dentro de apenas un año el mundo podría estar viendo el comienzo de un sistema de transporte futurístico en que la gente se desplaza en taxis eléctricos que se conducen a sí mismos.

General Motors Co. y Lyft Inc. comenzarán a probar taxis que no necesitan conductor en recorridos con pasajeros reales, dentro de un programa piloto que podría incluir vehículos eléctricos, dijo un ejecutivo de Lyft a The Wall Street Journal.

Quienes buscan reducir las emisiones de carbono liberadas por los medios de transporte han dicho que la combinación es “el mejor de los escenarios” porque podría terminar reduciendo la contaminación por milla recorrida hasta en un 94 por ciento para el año 2030, según un artículo en Nature Climate Change el año pasado (ClimateWire, julio 7, 2015).

“Es mucho más rápido de lo que yo había esperado”, dijo Jeffery Greenblatt, un investigador de energías en el Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley y autor de ese artículo, acerca de la línea de tiempo propuesta por Lyft para las pruebas. “Yo había dicho 2030, y resulta que ya tenemos empresas queriendo ser las primeras”.

“Eso demuestra que hay un potencial de negocios fuerte”, añadió. “Espero que funcione bien durante las pruebas, y que estas sean tan útiles y bajas en carbono como lo hemos calculado”.

El programa piloto representaría un hito en la asociación entre General Motors y Lyft, la cual comenzó en enero con una inversión de $500 millones por parte del fabricante de automóviles.

En marzo, ambas compañías lanzaron un programa en Chicago para permitirles a los choferes de Lyft alquilar automóviles de General Motors, comenzando con cruces del Chevrolet Equinox. El programa va a expandirse pronto a otras ciudades y modelos. A finales de este año General Motors sacará el Chevrolet Bolt, un carro eléctrico con un alcance de 200 millas, y espera que los choferes de Lyft sean sus clientes principales.

Al mismo tiempo, el mes pasado el fabricante aceleró el desarrollo de automóviles con tecnología sin chofer, con el anuncio de que intentaría comprar una nueva empresa basada en San Francisco por mil millones de dólares. Cruise Automation Inc. se especializa en añadir software para la conducción autónoma a los vehículos existentes.

La prueba piloto del taxi eléctrico sin conductor tendría lugar en una ciudad que no se ha revelado. Según The Wall Street Journal, Lyft ya tiene el prototipo de una aplicación de teléfono inteligente que dejaría a sus clientes decidir si quieren ser recogidos por un automóvil autónomo.

Un vocero de General Motors no divulgó detalles adicionales pero escribió en un correo electrónico que “GM continua progresando con los planes que anunciamos previamente, relacionados con una red integrada autónoma con Lyft. Igualmente, hemos dicho que el Chevrolet Bolt EV es la plataforma ideal para compartir soluciones de transporte. Creemos que la electrificación se combina perfectamente con la autonomía, cuando se trata de integración de tecnología”. 

Lyft no respondió una petición para comentar.

¿LIMPIO? DEPENDE DE DÓNDE SE CONECTE A LA RED

El proyecto llega en medio de una carrera para desarrollar automóviles sin conductor que enfrenta a los fabricantes tradicionales de automóviles contra las nuevas empresas de tecnología en Silicon Valley.

Uber Technologies Inc., que es más grande que Lyft, tiene su propio centro de investigaciones de autos sin chofer, en Pittsburgh. Alphabet Inc., de Google, ya ensayó autos autónomos en carreteras de California, y esta semana cerró un trato para prototipos de minivan autónomos con Fiat Chrysler Automobiles. Mercedes-Benz, Audi AG, Nissan Motor Co. Ltd. y otros están desarrollando tecnologías de conducción autónoma. Por su parte, los autos eléctricos de Tesla Motors Inc. ya incluyen tecnologías autónomas como por ejemplo el estacionamiento automático. Y en varias carreteras europeas se ven pequeños buses eléctricos sin conductor.

La semana pasada, Google, Ford Motor Co., Uber, Volvo Cars Corp. y Lyft formaron un grupo para empujar acción federal que acelere los autos sin chofer, llamado Coalición de Autos Autónomos para Calles más Seguras/Self-Driving Coalition for Safer Streets. La administración Obama le pidió al Congreso fondos para investigaciones en autos sin conductor, y los apropiadores han respondido favorablemente.

Los investigadores no tienen una idea clara aun sobre el efecto de la tecnología en las emisiones de carbono provenientes del sector del transporte.  La conducción más eficiente y la menor congestión gracias a una reducción en la tasa de accidentes son factores que podrían reducir el uso de combustible (ClimateWire, enero 19), pero la conveniencia podría invitar a la gente a hacer más viajes  más largos, borrando el ahorro logrado (ClimateWire, febrero 26). A tal punto, que el Departamento de Energía calcula que los autos sin conductor pueden ir desde reducir las emisiones en un 90 por ciento, hasta aumentarlas en un 200 por ciento.

Pruebas en el mundo real como la que harán Lyft y General Motors podrían traer algo de claridad, dijo Costa Samaras, profesor asistente en el Departamento de Ingeniería Civil y Ambiental de la Universidad Carnegie Mellon. General Motors da apoyo financiero a investigaciones de tecnología de conducción sin chofer en esa universidad.  

“Una de las grandes oportunidades reales desde la perspectiva de las empresas es poder medir la experiencia del usuario. Cosas como la cantidad que el pasajero está dispuesto a pagar, o si les frustra la tecnología”, dijo Samaras. “Eso es importante desde el punto de vista de la ingeniería y el diseño”.

El uso añadido de autos eléctricos bajaría el uso del combustible a cero, pero las emisiones en general dependen de la región. Un auto que se conecte a una red limpia en Nueva York contaminaría mucho menos que uno que se conecte a una red alimentada por carbón, en el Medio Oeste de Estados Unidos.

“Esa es una de las razones por las cuales el sistema de electricidad debe ‘descarbonizarse’: para protegernos contra un futuro donde habría muchos vehículors, recorriendo muchas millas”, dijo Samaras.

Tomado de Climatewire con el permiso de Environment & Energy Publishing, LLC.  www.eenews.net, 202-628-6500