El escenario es complejo. Un inestable mental está en una bodega. Podría estar armado. Podría tener rehenes. Se debe actuar rápido.

Entonces, una pequeña bola rueda por el piso de manera discreta. Sus múltiples cámaras transmiten en directo conforme avanza. En pocos segundos, las fuerzas policiales tienen más claro qué sucede dentro y pueden tomar mejores decisiones tras haber visto a qué se enfrentan.

Sencilla e ingeniosa, esta esfera bautizada “Explorer” es un producto que ya está empezando a utilizarse en Estados Unidos.

Bounce Imaging, la empresa que la fabrica, tiene no solo talento del país norteamericano, sino que varios costarricenses dan un aporte valioso a distancia.

El emprendedor

Costarricense de nacimiento, pero educado en Estados Unidos, Francisco Aguilar es el fundador y actual CEO de Bounce Imaging. Estudió tanto en la Universidad de Harvard como en el Instituto Tecnológico de Massachusetts. Amante de los retos y el conocimiento, se especializó en Ciencias Políticas y trabajó en temas de derechos humanos, pero su pasión evolucionó a la energía, las comunicaciones y la tecnología.

Apenas llegando a sus 30 años, Aguilar creó Bounce Imaging en el 2012 con el fin de ayudar a equipos de rescate y policías en situaciones de riesgo.

¿Cómo saber lo que sucede en una habitación, un salón o una bodega antes de entrar en ella? ¿Cómo rescatar personas en un edificio que podría colapsar tras un terremoto o un incendio? La idea fue crear una esfera con seis cámaras que rodara por el lugar y fuera tomando imágenes que al instante transmitiría a quienes se encontraban afuera de la zona de peligro y capaces de rescatar a las personas en riesgo.

En su momento, Explorer fue seleccionado como uno de los ganadores de la competencia para emprendedores MassChallenge, gracias a la cual recibieron $50.000. Además, en el 2012 la revista Time lo catalogó uno de los mejores inventos del año.

Este 2015, la misma MassChallenge los nominó para participar en un evento en la Casa Blanca llamado “Demo Day”, el primero de su tipo y dedicado a resaltar el rol de los emprendedores en la economía norteamericana.

Más que hablar sobre su proyecto, los emprendedores mostraron al presidente Barack Obama y otros invitados lo que han hecho.

“Estamos empezando ventas en Estados Unidos y enviando las primeras esferas a departamentos de Policía”, explicó Aguilar a Scientific American.

“Por ahora, hemos producido unas 100 esferas, aunque unas 30 han sido para pruebas y demostraciones”, añadió.

En este momento el precio de esta especie de bola espía arranca en los $1.495. La batería funciona hasta por media hora con el flash trabajando a toda potencia.

Unión con Costa Rica

Si bien la casa matriz de esta esfera se encuentra en Estados Unidos y se ensambla en Massachusetts, Aguilar aclaró que el procesamiento de imágenes fue desarrollado por un laboratorio del Instituto Tecnológico de Costa Rica (TEC), una de las universidades estatales del país centroamericano.

El ingeniero Fabián Zamora es precisamente uno de los especialistas ticos que trabajan con Bounce Imaging. “Francisco llegó hace unos tres años con la idea de la esfera y en busca de ingenieros que le ayudaran a desarrollarla”, recordó Zamora. “Muchos profesionales, profesores y estudiantes, han sido parte del proyecto hasta hoy”.

En el TEC se desarrolla el software para el procesamiento de las imágenes que capta la esfera, las apps móviles que conectan con ella y el software empotrado que lleva dentro.

“El software para procesamiento de imágenes se encarga de juntar las imágenes de las seis distintas cámaras en una sola imagen panorámica. La esfera puede estar en movimiento y toma imágenes de forma continua, así que para algunos lograr esto era una idea casi imposible, pero en el TEC se logró”, explicó Zamora.

La innovación clave para su proyecto, dijo Aguilar, ha sido este trabajo del TEC para el procesamiento de las imágenes porque reduce los recursos que consume el dispositivo y al mismo tiempo reduce el “ruido” de las imágenes. ¿El resultado? En una fracción de segundo se unen las imágenes mientras que otros sistemas requieren de cerca de un minuto para lograr lo mismo.

En cuanto a los apps, existen tanto para Android como iOS, y lo que hacen es recibir las imágenes y aplicar algoritmos para poder mostrar la imagen panorámica en una vista de 360 grados que puede ser observada desde teléfonos móviles inteligentes.   

Finalmente, el software para el sistema empotrado de la esfera se encarga de lograr la conexión entre el dispositivo y las apps, para así transmitir los datos.

El reconocimiento que ha recibido el trabajo de Aguilar también ha permitido que profesionales del TEC sean dados a conocer. Algunos de los que han tenido relación con el proyecto de Bounce Imaging se han unido en el grupo bautizado GoTouch y gracias a ello han participado en actividades en la Universidad de Harvard y también tuvieron la oportunidad de ser expositores en la CES de Las Vegas de 2014, la feria de electrónica de consumo más importante del mundo.

Otro grupo beneficiado ha sido el Laboratorio de Procesamiento de Señales e Imágenes (SipLab).

Para el futuro, además de producir más cámaras esféricas, Aguilar está interesado en seguir profundizando en el tema del procesamiento de imágenes y así reducir todo lo posible los requerimientos computacionales para una variedad de industrias, como los drones y los videojuegos.

 

Vídeo de la demostración del Explorer con un equipo de la policía.