Las auroras –mejor conocidas como auroras boreales y auroras australes–frecuentemente figuran dentro de las maravillas del mundo. Pero de hecho, también son maravillas en otros mundos. Los astrónomos han detectado estas cortinas etéreas de luz en las atmósferas de otros planetas y ahora, según un estudio publicado en Nature el 30 de julio, en un objeto sub-estelar, una enana café. Este objeto alberga las primeras auroras conocidas más allá del sistema solar.  (Scientific American es parte de Nature Publishing Group.)

Las auroras se producen cuando el viento solar –un flujo de plasma hecho de partículas cargadas que fluyen desde el sol– se enreda con el campo magnético de un planeta u otro objeto celeste. El campo estira estas partículas hacia los polos de los objetos donde se estrellan en contra de los átomos de la atmósfera. Estas colisiones transfieren energía de las partículas cargadas hacia los átomos, y luego los átomos “excitados” liberan esa energía en forma de radiación. El tipo de radiación que emiten, como luz visible o emisiones de radio, depende de los átomos que conforman la atmósfera.

Un equipo de astrónomos dirigido por Gregg Hallinan, un astrónomo del Instituto de Tecnología de California, recientemente encontró auroras en una enana café llamada LSR J1835+3259. Observaron el fenómeno utilizando el radiotelescopio  Very Large Array de Nuevo México y el Hale Telescope en California. Las partículas cargadas brillan con las emisiones de radio conforme viajan a través de las líneas del campo magnético de la enana café hacia su atmósfera, donde chocan contra átomos de hidrógeno que subsecuentemente liberan destellos de luz roja visible. Las auroras en LSR J1835+3259 son las más brillantes que los astrónomos hayan visto hasta ahora. Debido a que las enanas cafés no orbitan alrededor de una estrella que pueda bombardearla con viento solar, otro objeto no identificado, como un planeta orbitante,  debe ser la fuente de las partículas cargadas que producen las auroras.

El siguiente paso para el equipo será explorar la variedad de auroras de enanas cafés que hay por allí, dice Hallinan. Él y sus colegas sondearán a las enanas cafés en busca de auroras para determinar qué tipo de radiación emiten y cómo las características de las auroras dependen de las características de las enanas cafés, como la temperatura. Hallinan sugiere que los científicos también podrían detectar actividad auroral en planetas alrededor de otras estrellas. Mientras tanto, LSR J1835+3259 ha ingresado a un club muy exclusivo de objetos celestes que brillan con auroras. Demos un vistazo a algunas de los otros espectáculos de luces de auroras que hay por allí: