La erupción freática cubrió con ceniza el Valle Central del país centroamericano.