Cualquiera que haya picado una cebolla está familiarizado con el efecto que sus humos nocivos pueden producir, como el dolor irritante en los ojos. Ferris Jabr, editor de la revista Scientific American, explica cómo este bulbo del género Allium, pese a ser un delicioso vegetal, nos puede hacer llorar.

Vídeo editado por Kathryn Free y producido por Eric R. Olson